Compartir

La revolución tecnológica ha traído muchos avances en materia audiovisual que han mejorado notablemente la producción y edición de vídeos. Cada vez más particulares y empresas buscan este tipo de servicios. Nosotros vamos a referirnos y aprovechar el ejemplo de una empresa de drones en Madrid para realizar vídeos corporativos o para obtener material en bodas u otros eventos privados.  

Los drones han fomentado el desarrollo de la edición de vídeo y fotografía hasta el punto de suponer una revolución en el sector. Permiten la grabación desde las alturas de forma sencilla, sin necesidad de disponer de una gran infraestructura, y alterando lo más mínimo al entorno. Aportan mucho valor al material, ya que llega donde el ser humano por si solo es incapaz de alcanzar; y además ofrece diferentes perspectivas para la imagen que dejan un resultado espectacular..

Hay empresas especializadas del sector de la filmación en drones que ofrecen este servicio. Una de ellas es DronProfesional.com, una firma de origen español que trabaja en la producción audiovisual y que se ha especializado en el uso de drones para grabaciones de vídeo o para la realización de fotografías. Ha sabido combinar esta nueva tecnología con el mundo de la foto y el vídeo para producir material de gran valor con imágenes que dejan resultados gratamente valorados por los clientes. Esta empresa, además, cuenta con la máxima seguridad y todo tipo de licencias para realizar esta actividad, ya que está registrada en AESA, la Agencia Estatal de Seguridad Aérea.

Entre sus experiencias se encuentran muchos lugares y trabajos como la grabación con drones para vídeos corporativos y vídeoclips o toma de fotografías desde el aire para cuestiones profesionales especializadas como inspecciones técnicas, por ejemplo. El servicio de grabación con drones está dirigido tanto a las empresas como a los particulares. Y es que DronProfesional.com trabaja también para la filmación de bodas, dejando un resultado espectacular en un día muy señalado para la pareja. Es, además, una propuesta ideal para el sector hotelero y de la restauración. Grabar casas rurales o complejos de hoteles desde el aire deja una panorámica de gran valor que puede venderse muy bien entre el público. 

La grabación con drones requiere de un responsable de dirigir al aparato, que debe haber obtenido las licencias correspondientes. Se exige una prueba teórica y práctica, además de superar un examen médico que acredite que la persona esté en plenas condiciones para poder manejarlo. El piloto de drones debe estar asegurado, otra de las condiciones exigidas.

El uso de drones es una tendencia que se ha instalado de modo irreversible en el mundo de la televisión y en el cine. Basta decir que el coste para la filmación aérea con helicópteros no mejora de forma sensible la calidad del vídeo dadas las maravillosas cámaras disponibles en drones especializados para la producción audiovisual y hay un número muy elevado de factores que encarecen enormemente este tipo de servicios. Para empezar es relativamente habitual cuando se trabaja con calidades cinematográficas tener que aterrizar el helicóptero por aspectos tan corrientes como la necesidad de limpiar el objetivo de la cámara tras el impacto de un insecto en mitad de una buena toma. Añádase el precio del combustible, el sueldo de un piloto de helicóptero, mantenimiento del aparato…y un largo etcétera.

Este sector busca siempre la máxima calidad y en este sistema tecnológico lo ha encontrado. Cada vez se utilizan más en escenas de la gran pantalla o en anuncios publicitarios. El amplio abanico de recursos que ofrecen, con la filmación desde planos aéreos con muchas perspectivas, aportan un material inigualable. Antes, obtener estas imágenes suponía grandes desembolsos económicos, pero gracias a los drones se pueden conseguir a precios muy económicos, asequibles para empresas y también para particulares que quieren realizar vídeos sobre celebraciones y eventos privados.

Deja un comentario