Compartir

Los casos de Cambiemos Parla y Leganemos son dos ejemplos de lo que ha ocurrido en otras confluencias con fórmulas similares y conflictos en sus formaciones

Los partidos del cambio nacieron para dar propuestas diferentes y para cambiar la forma de hacer política, pero ¿qué ha pasado en el seno de estas agrupaciones? Cambiemos Parla y Leganemos son dos agrupaciones municipales que tienen representación en los plenos de sus ciudades y viven dos situaciones diferentes.

“La moción de censura ha sido complicada”

En el caso de Cambiemos Parla, la agrupación nace a finales del 2014 y “está formada por personas de Podemos, Equo y por personas independientes que no pertenecen a ningún partido”.

El pasado abril, la formación lideró una moción de censura para echar al PP del Ayuntamiento parleño. “La moción de censura ha sido complicada plantearla durante toda la legislatura”, apunta la Portavoz de Cambiemos Parla, Ana Ferreira. Meses después de comenzar la legislatura, los grupos establecieron conversaciones “sin poder llegar a acuerdos” y, por tanto, “sin poder plantear la moción de censura”. Mover Parla había perdido concejales, por lo que Cambiemos Parla tomó las riendas para liderar el proceso. La formación solicitó apoyo a Podemos Comunidad de Madrid, que “hizo una consulta a sus inscritos en Parla para conseguir un respaldo”. Después de mucho trabajo, consiguieron el número suficiente de apoyos para que la moción de censura saliese adelante.

“Espero que impulsen a la ciudad al sitio donde tiene que estar”

Dentro de la agrupación Cambiemos Parla surgió un contratiempo de última hora. El concejal Alberto Olayo, que en ese momento formaba parte de la agrupación, decide no presentarse a la votación después de haber apoyado la moción de censura. “Cuando haces algo así, supongo que no hay ni que dar motivos” contesta Ferreira a la pregunta de qué motivos dio Olayo para no firmar finalmente. “Yo no alcanzo a comprenderlo en este momento y las explicaciones siempre se me quedarán un poco huecas, porque lo que priman son las decisiones colectivas”, concluye la portavoz.

“Somos una organización que quiere ser útil para la gente”

En cuanto al distanciamiento del concejal Javier Rodríguez de la agrupación y su participación en el proyecto político de “Otra Parla es posible”, Ferreira comenta que, hasta lo que ellos conocen, Javier Rodríguez sigue siendo concejal de Cambiemos Parla.

“Creo que Cambiemos Parla ha sido una formación que ha trabajado desde una gran honestidad. Llegó a las instituciones con mucha ilusión y muchas ganas de mejorar las cosas en la ciudad”. Durante estos cuatro años, la agrupación ha conseguido logros importantes como haber propuesto al pleno del municipio un Plan de Reestructuración y Saneamiento de la Deuda, que “ha terminado siendo una de las fórmulas que repiten todos los partidos políticos”, han empezado a formar parte de la Red de Municipios Contra la Deuda y han mantenido el contacto con colectivos sociales y con asociaciones, entre otras cosas.

Después de una legislatura ajetreada y de mucho trabajo, Cambiemos Parla se extingue como agrupación electoral en mayo de 2019. “Como formato de agrupación electoral esto se extingue y no se va a renovar. Esto es lo acordado en la última Asamblea”, explica Ferreira. También ha querido mandar un mensaje a todas las fuerzas políticas de Parla: “espero que sean capaces de llegar a acuerdos que impulsen a la ciudad al sitio donde tiene que estar”.

Por otro lado, está el caso de Leganemos, agrupación que pese a haber sufrido problemas internos en el año 2016, presenta una candidatura sólida para las elecciones municipales de mayo.

“Leganemos quiere huir de la profesionalización de la política”

Leganemos nació como “una organización totalmente distinta, donde la gente era la que tomaba las decisiones y no los políticos profesionales”, explica el Portavoz de la agrupación, Fran Muñoz. En 2016, una Asamblea con más de 150 personas decidió pedir las actas de cuatro concejales de la agrupación porque “se había perdido la confianza en ellos por no seguir las instrucciones de la agrupación”. Los concejales decidieron no hacer caso al planteamiento y “pasaron a convertirse en tránsfugas”, afirma Muñoz. Además, añade que “Leganemos tuvo el valor colectivo suficiente como para expulsar a aquellas personas que se salían de las líneas que prometieron a los ciudadanos”.

“El tiempo ha puesto a cada uno en su sitio. Somos una organización que quiere ser útil para la gente”. Ahora Leganemos presenta una candidatura “con una coordinadora fortalecida con gente que proviene de sectores importantes y diversos”. El objetivo que tiene Leganemos es “sumar a mucha gente normal, de la calle” y “huir de la profesionalización de la política”.

Durante esta legislatura la formación ha conseguido, entre muchas otras cuestiones, que se celebren elecciones primarias dentro de cada partido leganense, unos nuevos presupuestos, la finalización de la obra de la Biblioteca Central o que se vigilen las contratas del municipio. “Leganemos viene a dar aire fresco y oxígeno a este pueblo”, concluye Muñoz.

Mientras que Cambiemos Parla ha decidido, por el momento, no presentar una candidatura conjunta para los próximos comicios, Leganemos mira al futuro con optimismo y con fuerza para afrontar las próximas elecciones municipales.

Deja un comentario