Compartir

La Comunidad de Madrid ha aprobado, en la reunión del Consejo de Gobierno celebrada esta semana, el Decreto ‘ómnibus’ con el que se eliminan cargas administrativas innecesarias u obsoletas, agilizando la gestión pública y creando un marco de seguridad jurídica que mejora la relación entre la Administración y los agentes socioeconómicos.

La nueva norma se inscribe en el marco del Plan para la Reactivación de la Comunidad de Madrid tras la crisis del COVID-19, y cuenta con la siguiente estructura: una parte expositiva; una parte dispositiva, compuesta de quince artículos modificativos y organizados en cinco capítulos; una disposición adicional; una disposición transitoria; una disposición derogatoria; y una disposición final. En total se han modificado quince decretos y se han derogado doce.

Entre las reformas que se han introducido destaca la sustitución del régimen de intervención administrativa previa mediante autorizaciones, por otro basado en un sistema de intervención posterior a través de las declaraciones responsables. Igualmente, se eliminan trámites que han perdido su función inicial o que ya resultan innecesarios, y, por último, se fomenta la digitalización de los procedimientos administrativos para que los ciudadanos puedan comunicarse con la Comunidad de Madrid de forma más ágil.

La Comisión Interdepartamental para la Reducción de Cargas Administrativas y la Simplificación Normativa, adscrita a la Consejería de Presidencia, se ha encargado de revisar y evaluar las normas reguladoras de actividades económicas en la región. El resultado se refleja en la modificación de reglamentos de diferentes sectores, a propuesta de las consejerías competentes en esas materias, con el objetivo de impulsar la actividad económica y agilizar las relaciones de la Administración con los agentes socioeconómicos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here