Compartir

Cuando hablamos de seguridad, un tema que da mucho que sigue dando mucho que hablar debido al aumento de la delincuencia desde que comenzase la crisis en nuestro país, debemos saber que, para sentirnos protegidos, las cerraduras y las puertas de nuestros hogares son los primeros elementos que debemos analizar, y es que, aunque no sean los únicos componentes para conseguir hogares más seguros, sí que representan la mayor amenaza, pues la mayoría de los cacos acceden al hogar violando las cerraduras de nuestras puertas.

Es por eso lógico considerar que de las puertas y cerraduras que tengamos en casa dependerá, en buena parte, nuestra tranquilidad y la seguridad de los nuestros y las de nuestros enseres y pertenencias.

Debemos por tanto contar con cerraduras para puertas de calidad que nos garanticen, en la medida de los posible, la máxima protección para que podamos dormir tranquilos, y para eso lo mejor es dejarse asesorar por los auténticos profesionales, los maestros que prestan su servicio de cerrajería en Madrid, expertos cerrajeros en el cambio de cerradura para conseguir hogares si no inexpugnables, al menos elevar la dificultad del asalto, pues tan solo con complicar un poco la tarea a los cacos, estos buscarán otra que cuente con peores medidas de seguridad para no complicarse mucho la existencia y no correr riesgos innecesarios. 

En este artículo, vamos a conocer los distintos tipos de cerraduras para las distintas puertas que podemos encontrar en el mercado, teniendo en cuenta que no hay un 100% de compatibilidad entre cerraduras y puertas.

Para solucionar cualquier duda, no debe dudar en contactar con los profesionales que encontrarás tras los enlaces sugeridos en este artículo. No lo dudes, invierte en la seguridad de tu casa, porque invertir en tu seguridad es evitar robos, pérdidas económicas y apostar por la tranquilidad de saberse protegido dentro de nuestros inmuebles, tanto donde vivimos como en aquellos negocios o locales comerciales que poseamos.

Tipos de cerraduras para distintos tipos de puertas

Como ya hemos comentado, la cerradura y la puerta son los principales elementos de seguridad de un hogar, por lo que resulta esencial hacer una buena elección de los mismo para poder dormir tranquilos cada noche o en los periodos vacacionales, cuando dejamos nuestras casas solas durante periodos más o menos largos.

Las cerraduras multipunto nos ofrecen un nivel de protección correcto, una seguridad que depende del número de anclajes que incorporan, a mas puntos de anclajes, mayor seguridad, un factor a tener en cuenta antes de decidirnos por un modelo u otro.

Estas cerraduras están diseñadas para evitar que los cacos entren con el sistema de palanca. Resultan especialmente recomendables para puertas macizas, puertas blindadas y puertas acorazadas, aunque pueden ser instaladas en cualquier otro tipo de puerta existente en el mercado.

Las cerraduras tubulares son un tipo de cerraduras con un nivel de seguridad bajo, por lo que su uso queda más bien limitado al interior de las viviendas u oficinas, como en habitaciones, cuartos de baño o despachos…

Las cerraduras de sobreponer no son de las más seguras del mercado, tan solo nos ofrecen un nivel adecuado como primera barrera de entrada, y su principal ventaja es que son realmente fáciles de poner. Están pensadas para ser colocadas en las puertas de acceso a la vivienda y van ancladas por la parte interior de la puerta. Su debilidad es que pueden ser abiertas fácilmente con el sistema de palanca, por lo que se recomienda que se refuercen con otros tipos de cerraduras o con mecanismos antipalanca.

Las cerraduras embutidas son las que encontramos en mayor proporción en todas las viviendas. No son las más seguras, pero son muy versátiles en cuanto a su instalación en diferentes tipos de puertas, tanto de madera como metálica. Se recomienda que sean acompañadas por otros sistemas de seguridad. Los modelos más avanzados de este tipo de cerradura cuentan con sistemas antibumping, el método de asalto de cerraduras más utilizado por los delincuentes, aumentando exponencialmente el nivel de seguridad que nos ofrecen.

Otro tipo de cerradura muy utilizada en las viviendas son las cerraduras cilíndricas. Tiene un nivel de seguridad correcto, con un sistema sencillo pero eficaz, y también existen modelos, como en el caso de las embutidas, que cuentan con sistema antibumping, totalmente imprescindible hoy en día.

Las cerraduras digitales ya han dejado de ser algo futurista y comienzan a ser habituales en nuestros días.  Por regla general son más frecuentes en empresas u hoteles y complejos residenciales, cada vez más cerca de extenderse por los hogares particulares. Todos estos tipos de cerradura digitales ofrecen un nivel alto de protección, contando con medidas de bloqueo automático, llamada a centros de emergencia…

Las cerraduras de gorjas han sido durante mucho tiempo las reinas de las cerraduras por ofrecer una gran seguridad, pero actualmente se han visto reemplazadas por las cerraduras de cilindros, que son más sencillas y cómodas.

Los cerrojos, por su parte, no pueden considerarse un tipo de cerradura en sí, sino un elemento que aumenta la seguridad, como un complemento a la cerradura.

Por último, las cerraduras invisibles son imposibles de forzar, pues no se pueden ver desde el exterior ni, por lo tanto, manipular. Se bloquean y desbloquean a través de un código de un mando que, además, se modifica aleatoriamente tras cada uso para que no pueda ser interferido.

Deja un comentario