Compartir

La Comunidad de Madrid ultima los preparativos para poner en marcha un dispositivo de voluntarios en la Sierra Norte de la región. Se trata de uno de los espacios más alejados del área metropolitana madrileña, lo que implica que las personas que viven en ella necesitan una mayor atención, después del estado de alarma decretado con motivo de la crisis sanitaria del Covid-19.

Por ello, desde la Consejería de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid se está ya perfilando -junto a los alcaldes de las tres comarcas de la Sierra Norte- un dispositivo de voluntarios para asistir a aquellas personas mayores que se encuentren solas o tengan algún impedimento físico que les impida llevar a cabo sus actividades diarias.

«Esta es una de las medidas más urgentes que vamos a poner en marcha, con el objetivo de dar soluciones a los problemas que surgen en las localidades más pequeñas de nuestra región a las que afecta la crisis sanitaria”, ha señalado David Pérez, consejero de Vivienda y Administración Local, quien ha explicado que “en la mayoría de los casos estos municipios cuentan con una población muy envejecida, el principal colectivo de riesgo ante el coronavirus».

De los 179 municipios con los que cuenta la Comunidad de Madrid, 78 cuentan con menos de 2.500 habitantes, y alrededor de una decena no llega a 100, la mayor parte de ellos en el norte de la región. Aspectos tales como el abastecimiento, la llegada de medicamentos o alimentos son prioritarios para sus alcaldes, por lo que la colaboración entre las administraciones es fundamental.

Deja un comentario