Compartir

El Grupo Socialista vota en contra de la adjudicación del contrato de recogida de basuras, limpieza urbana y punto limpio de Torrelodones a la empresa URBASER que, con los votos a favor de VxT, Ciudadanos y PP, Y la abstención de VOX, seguirá prestando este servicio los próximos cinco años.

Para los socialistas el nuevo contrato nace viciado al no contemplar requerimientos que el Ayuntamiento va a tener que afrontar en los próximos años, como la implantación del quinto contenedor o los nuevos escenarios que deriven de la puesta en marcha de la Estrategia Regional de Residuos de la Comunidad de Madrid.

Todo el proceso de adjudicación se ha visto salpicado por una serie de decisiones, cuando menos cuestionables, que pueden derivar en una cascada de recursos que puede paralizar durante meses la puesta en marcha del nuevo servicio.

El PSOE considera que esta adjudicación no responde a las verdaderas necesidades de Torrelodones y deja de lado modelos más novedosos, como el puerta a puerta, que Vecinos no ha querido implantar ni siquiera como experiencia piloto.

Deja un comentario