Compartir

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha iniciado los trámites para la aprobación de un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anulara el Plan de 2015 por carecer del informe de impacto por razón de género que la Dirección General de la Mujer tenía que haber aportado, según la normativa vigente en el momento. Si bien el Tribunal Supremo acaba de admitir a trámite el recurso del Consistorio contra esta sentencia, este ha presentado hoy el avance de un  nuevo Plan General para someterlo a información pública.

El PGOU que ahora inicia su tramitación será novedoso al incorporar no sólo los  informes de impacto por razón de género  y de LGTBI que exige la legislación de la Comunidad de Madrid, sino también informes de familia y accesibilidad y un nuevo informe sobre cambio climático al que todavía no obliga la legislación pero en el que Boadilla quiere ser pionera como prueba del cuidado y respeto al entorno que plantea este Plan General.

Los objetivos siguen siendo los mismos que ya marcaba el Plan de 2015 y que se pueden resumir en 3 grandes bloques:

–      El medio ambiente, preservando de forma especial el monte y consolidando la protección del ámbito de Camino Bajo que ya estableció el Plan General de 2015. Se evitará la construcción en dicho ámbito de más de 200 viviendas en un paraje de un altísimo valor ambiental.

–      El patrimonio histórico-artístico, con el Palacio como principal referente, reforzando el cuidado de su entorno así como la mejora y remodelación del casco histórico y el cuidado del cerro de San Babilés, donde se han encontrado restos arqueológicos muy significativos provenientes de la época visigótica.

–       –   El transporte, con especial incidencia en las mejoras en las comunicaciones con Madrid a través de la M-50, M-501 y M-513, que han sido ya objeto de diversas actuaciones; el objetivo es que sigan ampliando su capacidad para mejorar los tiempos de conexión con Madrid.

El Nuevo Plan General pretende asumir y refundir en un solo documento los desarrollos de la ciudad realizados en base al Plan de 2001, ya que habría sido económicamente inviable expropiar los terrenos que se convirtieron entonces en urbanizables. El objetivo es adaptarlo a la legislación urbanística vigente, teniendo en cuenta a su vez las expectativas futuras.

Este Plan General no contempla nuevos crecimientos sino que, por el contrario, proyecta un techo poblacional entre un 6 y 10% menor del anterior y fija como objetivo principal maximizar las protecciones medioambientales y del patrimonio histórico

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here