Compartir

El Pleno del Ayuntamiento de El Escorial aprobó en la última sesión la Cuenta General 2016 sin que durante el periodo de exposición haya habido alegaciones. Por este motivo, la Cuenta ya ha sido remitida a la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid y al Tribunal de Cuentas, órganos de control externo que fiscalizarán las cuentas municipales del año pasado.

Con un remanente de tesorería positivo, cumpliendo el objetivo de estabilidad presupuestaria, con deuda cero y con un periodo medio de pago a proveedores de 15 días desde que se registra la factura. La Ley Reguladora de las Haciendas Locales obliga a los Ayuntamientos a someter a debate y aprobación las cuentas municipales antes del 1 de octubre, con lo cual el Equipo de Gobierno de El Escorial cumple los plazos.

El expediente de la Cuenta General 2016 está integrado por la cuenta del resultado económico-patrimonial, por la liquidación del presupuesto, una memoria y los balances económicos, todos ellos instrumentos que tiene el Ayuntamiento para rendir cuentas a los vecinos y que permite a todos los concejales de la Corporación saber cómo se han distribuido los fondos públicos y, sobre todo, pone de manifiesto la gestión realizada por el gobierno municipal en los aspectos económico, financiero, patrimonial y presupuestario.

El Gobierno Municipal hace una valoración muy positiva de las cuentas pues queda de manifiesto que el Remanente de Tesorería vuelve a ser positivo por octavo año consecutivo, es decir, que el Ayuntamiento no tiene déficit. Si partimos del escenario que se encontró el Equipo de Gobierno en 2008 con una situación de déficit de -3,6 millones de euros en concepto de facturas pendientes de pago, la evolución durante estos seis años es evidente y muy positiva.

Deja un comentario