Compartir

Con una inversión inicial de 237.000 euros, se ha actuado en una superficie de 2.600 metros cuadrados, en los que se han construido 600 metros cuadrados de nuevas aceras, que hasta ahora eran inexistentes y se han asfaltado 2.000 metros cuadrados

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, acompañado por el alcalde de Galapagar, Daniel Pérez Muñoz y el concejal de Medio Ambiente, Ángel Camacho, así como otros miembros del equipo de Gobierno, han visitado esta mañana algunas de las actuaciones llevadas a cabo en la carretera M-510 de Galapagar gracias al Programa de Inversión Regional (PIR).

Con una inversión inicial de 237.000 euros, el proyecto ha contemplado las obras de acerado y pavimentación de la carretera M-510 a su paso por Colonia España. Una vía que, hasta el momento, carecía de pavimento alguno lo que suponía especial peligrosidad para los viandantes que accedían por esta zona y especialmente, los que hacían uso de la parada de autobús que estaba situada al margen de la carretera.

La actuación ha consistido en una reordenación de la zona con el objetivo de mejorar la seguridad vial y embellecer el entorno. Así, se ha actuado en una superficie de 2.600 metros cuadrados, en los que se han asfaltado 2.000 metros cuadrados y en los que se han construido 600 metros cuadrados de nuevas aceras. Además, se ha sustituido y reubicado correctamente la marquesina del autobús de la línea 632. Por último, se ha procedido a la construcción de la canalización correspondiente de la recogida de aguas pluviales.

El Ayuntamiento de Galapagar responde así a una histórica demanda vecinal ante la ausencia de acerado y pavimento en un acceso que muchos peatones utilizan diariamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here