Compartir

Tras la correspondiente solicitud el pasado mes de marzo, el Ministerio de Hacienda ha accedido a una nueva actualización de los valores catastrales en el municipio

El Ayuntamiento de Sevilla la Nueva aplicará una nueva bajada media del 3% en el año 2019 de los valores catastrales urbanos, lo que afectará a las bases liquidables de impuestos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). La medida es posible después de que el Ministerio de Hacienda haya accedido a la solicitud del Ayuntamiento de actualizar los valores en el municipio.

Se trata de la cuarta bajada consecutiva que aplica el Ministerio, a instancias del Ayuntamiento, con el objetivo de aproximar los valores catastrales de los inmuebles urbanos al valor actual del mercado, mitigando así las diferencias existentes entre ambos.

En palabras del alcalde, Asensio Martínez, “esta medida será de aplicación a partir del 1 de enero de 2019 y tendrá una importante incidencia sobre los principales impuestos que pagan los vecinos, como el IBI, que ha experimentado una bajada media de hasta el 20% desde el año 2015” y ha añadido que, “aunque esta nueva actualización incidirá en los ingresos públicos, esto puede afrontarse gracias a la saneada situación financiera que tiene actualmente el Ayuntamiento y que permitirá también afrontar nuevas inversiones y reducir la deuda pública”, según ha comentado.

Deja un comentario