Compartir

Valdemorillo respondió este sábado 11 de abril a la iniciativa de la Concejalía de Juventud y fueron muchos los hogares que abrieron sus ventanas y balcones para dar paso a la ilusión de los pequeños, llenando las casas de decoraciones festivas.

Como princesas de la casa, dejando viajar la imaginación en una furgoneta de cartón improvisada a base de colores y una buena porción de ingenio, o, sencillamente, disfrazándose de sus nuevos superhéroes, los de verdad, que visten batas verdes y cada día, cada hora, se esfuerzan en salvar muchas vidas. También hubo música, sobre todo con ‘Resitiré’, el estribillo más repetido en cada domicilio, un gran deseo compartido, coreado en cartulinas. Todas las familias mostraron un mismo compromiso, respetando el confinamiento “todo va a salir bien”. Esta fue la idea que cobró forma y que se despliega en las fotos subidas a las redes por algunos de los participantes.

“Agradecemos que tantas familias se animaran a hacer posible esta fiesta, porque en realidad se trataba de hacer que nuestros menores pudieran disfrutar de una tarde distinta, que tuvieran una motivación y participaran, al tiempo que con sus sonrisas y simpatía brindaban el mejor de los homenajes a los profesionales que ahora multiplican sus esfuerzos y atenciones”

Miguel Partida, concejal de Juventud

El concejal quiso hacer también una mención especial a los más pequeños “por el gran ejemplo que nos están dando en estos momentos difíciles”. Un ejemplo que quedó patente en el modo en que tantos niños y niñas de la localidad no lo dudaron y se pusieron sus disfraces, unos más convencionales, otros bien ajustados al presente, que no faltaron ‘médicos’ benjamines en los balcones. Y para acompañar, además, alguna coreografía improvisada y el delicioso resultado de las recetas que, bien elaboradas, pusieron en bandeja el toque de sabor imprescindible en todo instante festivo.

Deja un comentario