Compartir

La Concejalía de Sostenibilidad, Movilidad y Renovables de Alcorcón ha finalizado el análisis energético de 38 los edificios municipales donde se han abordado diferentes aspectos para evaluar el aprovechamiento y la eficiencia energética de las diferentes instalaciones.

Gracias a este trabajo de diagnóstico, el Ayuntamiento dispondrá de un conocimiento profundo del estado energético de sus edificios y podrá analizar el potencial de mejora y planificar un plan de actuación para el ahorro de energía y la reducción de emisiones de CO2.

“Para poder diseñar políticas públicas de sostenibilidad adecuadas, hay que conocer la realidad. Necesitábamos un análisis de conjunto de nuestras instalaciones municipales para conocer la realidad energética de nuestros edificios y poder, así, tomar las medidas más adecuadas para avanzar hacia un Alcorcón más sostenible. Un ejemplo es la incorporación de energía solar fotovoltaica que ya se ha realizado en cuatro edificios municipales elegidos en base este análisis, con las que se va a conseguir un ahorro importante de energía, así como una reducción anual de más de 110.000 euros en la factura de la luz y de emisiones de CO2”, ha explicado Carlos Carretero, concejal de Sostenibilidad, Movilidad y Energías Renovables

También facilita la posibilidad de optar a los fondos europeos Next Generation articulados a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (España Puede) en los que es prioritario que todas las propuestas tengan en sus objetivos el ahorro de energía y de emisiones contaminantes.

¿En qué ha consistido el análisis?

El análisis ha abordado la envolvente térmica, las instalaciones térmicas y de iluminación, las condiciones normales de funcionamiento y ocupación, las condiciones de confort térmico y lumínico, además del consumo de energía, las demandas (necesidades) de climatización del edificio y, como parte vital, las emisiones de CO2 que se emiten anualmente a la atmosfera, todo ello tanto globalmente como para cada uno de los servicios de calefacción, refrigeración, agua caliente sanitaria e iluminación.

El análisis de la envolvente térmica se ha llevado a cabo a partir del conocimiento de la construcción y también mediante termografías de todos los edificios, lo que permitirá conocer y detectar posibles problemas de la edificación, como pérdidas de energía por falta de aislamiento, falta de estanquidad de carpinterías, problemas de condensaciones, humedades, etc.

También se han analizado las instalaciones de climatización y agua caliente sanitaria de todos estos edificios en especial los aspectos referentes a su rendimiento y eficiencia energética.

En cuanto a la iluminación, se ha estudiado el tipo de iluminación, la existencia de detectores de presencia u otras medidas de ahorro de energía.

Por último, se ha realizado un análisis exhaustivo de las facturas de energía eléctrica, gas natural y gasóleo durante un periodo representativo de un año cubriendo todas las estaciones climáticas de uso.

Un contexto normativo en constante evolución para ampliar los estándares de sostenibilidad

La normativa de eficiencia energética ha avanzado a partir de las directivas europeas. En España, la primera reglamentación que exigía un mínimo de aislamiento térmico fue la NBE CT 79, es decir se parte de la base de que todos los edificios construidos antes de 1980 carecen de aislamiento térmico, a no ser que se hayan rehabilitado con criterios energéticos. En Alcorcón existen 7 edificios municipales anteriores a la NBE CT 79.

Pero es a partir de 2006 con la entrada en vigor del Código Técnico de la Edificación (CTE) cuando se incorporan exigencias reales de ahorro de energía y utilización de energías renovables, que se endurecen en el CTE aprobado en De los 38 edificios municipales analizados, únicamente 2 se han construido según CTE 2013 y 8 según el CTE 2006.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here