Compartir

A raíz de los datos de desempleo del mes de diciembre, el Instituto Municipal de Empleo de Alcorcón (IMEPE) hace balance de un año 2021 que valoran como positivo y como unos pasos esperanzadores que, advierten, ahora toca consolidar.

Diciembre dejó un descenso de 579 desempleados menos, concretándose en una reducción interanual de un 14,80%, pero la tendencia positiva se sostiene en el tiempo, encadenándose a partir del mes de febrero. Tras el tradicional repunte del desempleo post- navideño (una constante durante la última década), la recuperación progresiva de empleo se ha traducida en una reducción de 2.093 personas desempleadas.

“Hay que explicarle con seriedad a nuestras vecinas y vecinos cómo funciona nuestra estructura económica. El principal impulsor de esta recuperación ha sido la preservación de los empleos mediante la protección social desplegada por el Gobierno de España, especialmente, gracias al mecanismo de los ERTE y al éxito del Plan de Vacunación. A partir de aquí, desde el Ayuntamiento y el IMEPE hemos empujado esta dinámica impulsando políticas para lograr que la riqueza se quede en el municipio mediante el fortalecimiento del comercio de barrio, la modernización de nuestro tejido productivo y las políticas para crear empleo o ayudar a encontrarlo”, ha reflexionado Raquel Rodríguez, presidenta del IMEPE y concejala de Desarrollo Económico, Formación y Empleo.

Desde el IMEPE valoran que precisamente son las políticas de incentivación del consumo local, de creación de empleo y de inversión en innovación, sostenibilidad e I+D+i las que pueden garantizar la estabilización de esta tendencia y la apertura de nuevas oportunidades.

“La cooperación entre instituciones es fundamental porque vivimos insertados en una misma realidad económica”, ha destacado Raquel Rodríguez, quien ha animado a que “cada administración, desde su ámbito competencial y su capacidad, acompañe esta senda de la recuperación que se basa, centralmente, en dar herramientas al tejido
productivo, favorecer las inversiones que modernicen las empresas y garantizar que el empleo que se cree sea estable, como diseña la nueva legislación laboral que acaba de aprobar el Gobierno central, a la espera de que sea validada definitivamente en el correspondiente trámite parlamentario”.

También ha señalado que la clave principal para atraer inversiones pasa por una economía local dinamizada y por unas instituciones que asuman un rol emprendedor, facilitando la creación de un ecosistema basado en la sostenibilidad, la innovación y las nuevas tecnologías, para lo cual, se valora el papel central de la empresa pública, ESMASA, como
palanca para lograr estas transformaciones.

El IMEPE destaca que el presupuesto aprobado para el año 2022 contempla profundizar esta senda, pues proyecta más servicios, más formación, más recursos, más actividades, más sectores económicos implicados y, sobre todo, un proyecto de revitalización económica para la ciudad de Alcorcón.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here