Compartir

Hoy, a las 15:00 horas, comienza la segunda fase de la gran operación salida correspondiente con el inicio de las vacaciones de Semana Santa. Según datos de la Dirección General de Tráfico, (DGT) se realizarán más de 3,9 millones de desplazamientos, sumando durante todo el periodo vacacional más de 15,5 millones de movimientos de vehículos, un 2% más que en 2017.

Por este motivo, Policía Municipal de Alcorcón recomienda revisar nuestro vehículo con detalle para evitar circular de manera insegura sin poner en riesgo a otros usuarios de la vía.

Una recomendación básica es revisar la presión de los neumáticos. Para ello, los comprobaremos en frío y usando medidores homologados o que estén en buen estado. Tenemos que huir de aquellos puntos de presión que se encuentren en mal estado o cuya medición sea excesivamente errónea. Es muy importante vigilar el estado de la goma, comprobando que el neumático no esté cristalizado, presente fisuras o tenga un dibujo inferior a 1,6 mm.

Procuraremos adecuar la presión del aire a la carga del vehículo. La mayoría de las marcas insertan pegatinas en el interior de la puerta del conductor o depósito de gasolina que indican la presión recomendada según el peso al que sometamos el coche. Otro punto de control son las luces, que no deben estar fundidas o rotas.

Por supuesto, tenemos que transitar sin haber ingerido bebidas alcohólicas, descansados y realizando paradas cada dos horas para hidratarnos y estirar las piernas. Otro consejo es viajar con una copia de la llave y de la documentación.

Los niveles

No hay que olvidar revisar el nivel de aceite, refrigerante, líquido de frenos o de dirección. En caso de que los mismos sean anormalmente bajos, tenemos que controlar que no tenemos ninguna fuga que ponga en riesgo nuestra seguridad. Los discos y pastillas de freno así como los amortiguadores, son elementos básicos para detenernos en caso de emergencia. Si encontramos dificultades en la frenada o temblores a la hora de detener nuestro coche, es importante acudir inmediatamente a un taller autorizado para que los revisen.

Prestaremos atención al nivel del líquido limpiaparabrisas ya que, en caso de necesidad, su ausencia puede dificultarnos la visibilidad de manera alarmante. Asimismo, tenemos que controlar el estado de las escobillas, que no presenten holguras o vibraciones durante su funcionamiento y cambiarlas si se encuentran agrietadas o demasiado secas.

La carga bien sujeta y equilibrada, cinturón y sillas infantiles

Si nos desplazamos con equipaje, verificaremos que se encuentra perfectamente sujeto dentro de nuestro maletero. Si usamos baca, tenemos que asegurarnos que la carga va perfectamente anclada a la misma y siempre que sea posible, usar baúles adaptados que además de añadir un plus de seguridad, reducirán considerablemente el consumo de combustible.

Si transportamos objetos dentro del habitáculo, controlaremos que no afecten a la seguridad del resto de viajeros. Para ello, sujetaremos los mismos con cintas de seguridad, dejando totalmente libres los asientos que se vayan a ocupar por pasajeros y sin tapar los airbags.

Policía Municipal recuerda que es obligatorio el uso del cinturón de seguridad para realizar desplazamientos tanto dentro como fuera de núcleo urbano. Si viajamos con niños, tenemos que usar dispositivos de retención infantil homologados, en buen estado y adecuados para la altura y edad del pequeño.

Si estacionamos nuestro vehículo en la vía pública, procuraremos no dejar objetos de valor o bolsas vacías que puedan despertar la curiosidad de los amigos de lo ajeno. También usaremos dispositivos de bloqueo como barras de volante o freno.

Motos

Si nos desplazamos en motocicleta, tenemos que prestar especial atención a la colocación de la carga sobre el vehículo para que no se desestabilice especialmente a la hora de tomar curvas o cambios de sentido. Si llevamos portaequipajes, tendremos que controlar que los objetos se encuentren compensados, evitando golpes laterales que puedan ocasionar una caída.

Si usamos maletas laterales, tenemos que asegurarnos que están cargadas por igual, bien sujetas al chasis, bien cerradas, y que no molestan al pasajero y no presentan fisuras o daños estructurales.

No olvidaremos vigilar el estado general de los neumáticos, niveles o luces, circulando siempre con la de cruce encendida. Es muy recomendable usar calzado y ropa especialmente adaptada para moto, lo suficientemente resistente y cómoda para que no nos impida la movilidad. El casco homologado tiene que estar en buen estado y la visera limpia y sin grietas.

Cuidado con la climatología

Prestaremos atención al estado de la climatología, ya no solo el día de salida, sino en nuestro regreso a casa. Si viajamos en coche o moto, nos detendremos inmediatamente en caso de lluvia intensa fuera de la vía, preferiblemente en estaciones de servicio o poblaciones.

Deja un comentario