Compartir

El pleno del Ayuntamiento de Aranjuez ha rechazado hoy la reducción en el horario de atención a los pacientes de Atención Primaria en el Centro de Salud de Las Olivas aprobada por la Consejería de Sanidad y enmarcada en un presunto proyecto piloto que afecta a otros 14 centros de salud de la Comunidad de Madrid.

La propuesta, presentada por los grupos municipales del PSOE, Aranjuez Ahora e Inpar, insta también a la Consejería de Sanidad a retirar dicho proyecto, que tiene como objetivo final “concentrar la atención primaria en menos horas y a más ritmo, con menos recursos y empeorando la asistencia que necesitan los vecinos”, ha dicho hoy el portavoz del equipo de gobierno, Óscar Blanco.

Los grupos proponentes destacan que este no es más que el último de una larga serie de recortes en la Sanidad Pública de la Comunidad de Madrid, que afecta de forma negativa a la calidad asistencial de los usuarios y que empeora las condiciones laborales de los profesionales sanitarios.

Este proyecto de reducción de horarios, que afecta al Centro de Salud de Las Olivas, nace sin el consenso de las organizaciones sindicales, profesionales y ciudadanas, y servirá para solapar turnos, doblando las plantillas en los tramos horarios en los que la demanda es mayor.

“Lo hacen sin un aumento de los recursos, porque dice la consejería que no es ni eficiente ni viable, perjudicando así a los usuarios de la sanidad pública y expulsando a más ciudadanos a la privada”, ha dicho Blanco, denunciando que los recursos económicos que los presupuestos de la Comunidad de Madrid dedica a la Atención Primaria están muy por debajo de lo que destinan otras comunidades autónomas y se han ido reduciendo entre 2010 y 2016.

En estos últimos años, el número de trabajadores dependientes del Servicio Madrileño de Salud se ha reducido en 4.682 personas y las demoras en las citas en Atención Primaria se han ido incrementando también notablemente. De hecho, en 2018, el 66,67% de quienes pedían cita para médicos de familia la obtenían después de 24 horas, con demoras, en ocasiones, de hasta tres días.

Blanco ha añadido que el Gobierno municipal es consciente del problema que existe en la Comunidad de Madrid para nutrir de médicos y pediatras los centros de Atención Primaria, añadiendo que “esa carencia no puede resolverse recortado servicios, sino poniendo los recursos para que la sanidad pública madrileña se dote de los profesionales sanitarios que necesita”. “Es la Comunidad de Madrid la que tiene las competencias en esta materia y, como tal, tiene que ejercerlas”, ha remarcado.

Óscar Blanco ha criticado la posición del PP y de Ciudadanos, que se han abstenido en la propuesta, “demostrando una vez más que anteponen sus intereses partidistas a los intereses reales de los vecinos, que son quienes les pagan el sueldo”.

Deja un comentario