Compartir

Durante este fin de semana fuera de lo normal, en El Álamo, según indica la alcaldesa Natalia Quintana, se ha demostrado que “con ingenio y ayuda de los ciudadanos podemos salir adelante”. Y es que, continúa diciendo, “estos días ha sido el ejemplo de lo que la sociedad necesita”. 

Y es que, tras los problemas ocasionados por la borrasca Filomena, los alameños se han esforzado por que el municipio esté lo más accesible posible.  

Quintana ha afirmado que “a día de hoy hemos conseguido que pongan dos autobuses a nuestro servicio. Recogerán a los ciudadanos en las rotondas del municipio cada 45 minutos. Es un recorrido lineal”. 

A pesar de la gran novedad que ha ocasionado esta nevada, no hay que olvidar que lo importante es seguir trabajando en la pandemia. Así lo ha recalcado la alcaldesa que asegura que se está siguiendo el protocolo de vacunación: primero residencias, segundo sanitarios de primera línea y por último mayores de ochenta años. 

Por último, Quintana ha puesto de manifiesto que los cierres perimetrales propuestos por la Comunidad de Madrid están dando buenos resultados. 

Deja un comentario