Compartir

El Ayuntamiento mantendrá durante los meses de verano las ayudas para alimentación a los más de 1.100 escolares que reciben becas municipales de comedor durante el curso, para garantizar así que estos niños, niñas y adolescentes disponen de una nutrición adecuada a pesar del final del periodo lectivo.  

“Este programa se viene desarrollando en la ciudad desde 2013 para evitar la desprotección de los y las menores cuando cierran los comedores escolares ofreciendo a las familias una ayuda económica para que sus hijos e hijas puedan seguir bien alimentados ya sea en sus casas o en las fuenlicolonias y campamentos”, explica la concejala de Bienestar Social Raquel López.  

Más de 500 familias se benefician a lo largo del curso escolar de esta prestación de comedor.  

El Ayuntamiento destina anualmente 1.200.000 euros en ayudas y prestaciones de alimentación a las familias. Un presupuesto que puede ser ampliado si así se requiere.  

“La infancia es un colectivo prioritario para el Ayuntamiento de Fuenlabrada y estas prestaciones forman parte del escudo social de protección familiar con el que cuenta el Ayuntamiento para dar cobertura a las necesidades surgidas en el último año” señala Raquel López. La edil también recuerda la existencia de un Fondo Municipal de Protección a la Infancia. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here