Compartir

El Ayuntamiento de Fuenlabrada mantiene activado desde finales de diciembre su Plan de inclemencias meteorológicas ante el riesgo de nevadas y heladas.  

Se esperan nevadas en la zona sur de la Comunidad y en otras áreas, así como bajadas de temperaturas que ya venimos registrando desde hace un par de días y que se espera se recrudecerán durante la semana próxima.  

Para ello, el Consistorio dispone de los medios materiales y personales necesarios para atender las posibles incidencias. Tiene a su disposición y a la de sus vecinos, más de 100 toneladas de sal almacenadas en varios depósitos y que están siendo esparcidas por los lugares de mayor tránsito de la vía pública, así como a requerimiento de las comunidades de vecinos que pueden solicitarlas gratuitamente.  

Para esta labor cuenta con 20 carros manuales para depositar sal en las aceras, 3 camiones con esparcidores automáticos para calzadas, así como cuchillas quitanieves  -3- que se acoplan a los vehículos para  retirar nieve de las vías si fuera necesario.  

“Estamos preparados -apunta el concejal de Medio Ambiente y Espacio Público Felipe Pinel- para hacer frente a las inclemencias que se puedan producir, así tenemos dispuestos vehículos y sal para actuar en cuento sea necesario”. El edil además ha instado a la ciudadanía a actuar con responsabilidad y prudencia, informándose y prestando atención a las indicaciones de los servicios de emergencias.   

Las comunidades de vecinos podrán solicitar sal a la concejalía para aceras y zonas comunes en los teléfonos 91 649 70 60 – 91 649 88 01, y en el correo mambiente@ayto-fuenlabrada.es.  

Las personas interesadas deberán recoger la sal, previa solicitud a través de los  canales indicados, en la calle Eduardo Torroja, 50 en el polígono Codeín.

El horario es  de 11 a 13.30 y de 15 a 17 horas.  

El Plan Especial del Ayuntamiento contiene también consejos para los ciudadanos como son:  

-Evite en lo posible salir de casa, principalmente las personas mayores y las de edad  

infantil.  

– Transite con cuidado, especialmente en zonas de sombra donde se puede acumular  hielo, recomendamos el uso de calzado y ropa adecuados.  

– Como peatón, espere en los pasos de cebra hasta comprobar que los vehículos que  se aproximan se detienen, pues el hielo y la nieve dificultan cualquier maniobra de  control de los coches.  

– Recuerde que el terreno está resbaladizo y que el agua o la nieve pueden ocultar  desniveles que provoquen caídas y lesiones. Extreme las  precauciones al subir o bajar escaleras y rampas.  

– No es recomendable la utilización de vehículos de dos ruedas. 

– Tenga cuidado con las estufas de carbón, eléctricas y de gas, procurando que no  estén próximas a visillos y cortinas para evitar incendios y renovar el aire para evitar intoxicaciones.  

– Mantenga siempre en lugar visible los teléfonos de los servicios de emergencias.  

– No arroje agua a la vía pública, y canalice el agua del condensador de las bombas  de calor.  

En caso de episodios de inclemencias invernales, debe tenerse especialmente  en cuenta los siguientes consejos y recomendaciones 

– Intente no desplazarse en vehículos privados. Utilice los servicios de transporte  público.  

– Si va a emprender un viaje en coche:  Llene el depósito de gasolina, lleve radio, pala, cuerda, cadenas, una linterna y ropa de abrigo. También algún alimento rico en calorías (chocolate, frutos secos…), agua, teléfono móvil (cargado) y su medicación habitual. Revise frenos, neumáticos y anticongelante.  

– Si le sorprende una nevada y el vehículo comienza a patinar, intente aparcar o  apartar el vehículo hasta que las máquinas quitanieves despejen la calzada. Tener las  vías del municipio despejadas favorece el rápido desplazamiento de los equipos de limpieza viaria que facilitan el restablecimiento de la normalidad.  

– Durante el episodio de inclemencias invernales, mantenerse informado de la  situación meteorológica.  

-En todo momento, se deben atender las indicaciones que se realicen mediante bando municipal o a través de los medios de comunicación en el caso de inclemencias  meteorológicas severas.  

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here