Compartir

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Getafe ha aprobado licitar un estudio técnico  para la localización, ubicación cartográfica y estimación económica para su retirada, de  las construcciones que contengan amianto en la ciudad. En concreto el estudio se dirige  a los edificios municipales, así como a las áreas indistruales más antiguas, Los Ángeles,  San Marcos y Los Olivos. Además, se buscará restos de amianto en construcciones sin  actividad en el resto de áreas industriales de la ciudad. 

Como explica el conceja de Sostenibilidad, “queremos conocer en profundidad cuál es el  nivel de amianto que existe en el municipio para garantizar la salubridad en todo Getafe.  Una vez tengamos los resultados del estudio, podremos valorar las actuaciones a llevar a  cabo y la inversión necesaria para ello”.  

Getafe se adelanta así, una vez más, a la normativa que aprobará próximamente el  Ministerio para la Transición Ecológica, y que obligará a los ayuntamientos a contar con  un censo de edificios con amianto y un plan para la eliminación del amianto en 2023.  

Este estudio forma parte de una serie de propuestas medioambientales que el Gobierno  Municipal está impulsando en Getafe, de cara a mejorar aún más la calidad de vida y la  sostenibilidad en la ciudad, en la línea del ecologismo. A través de propuestas educativas,  de fomento del reciclaje, la gestión de los residuos, o acciones dirigidas a mejorar el  entorno como esta, Getafe apuesta por convertirse en un referente verde.  

En lo que respecta a los edificios municipales, además de localizar aquellos elementos de  cubiertas y canalones, se deberá trabajar también en aquellos otros que puedan estar  ocultos, a través de la realización de catas. Posteriormente al estudio, se entregará una  estimación detallada del desmantelamiento y eliminación de cada una de las ediciaciones  municipales, así como un cronograma de los tabajos a realizar.  

Deja un comentario