Compartir

La visita del consejero de Educación a Getafe en el inicio del curso, dejó patente los problemas que la Comunidad de Madrid ha generado en la ciudad con su modelo de construcción por fases que afecta a varios centros y barrios. Especialmente preocupante es la situación del colegio Miguel de Cervantes, tras el abandono de las obras por parte de la empresa adjudicataria.

Para la alcaldesa Sara Hernández, “la Comunidad de Madrid no fue capaz de garantizar que los niños y niñas comenzaran el curso en condiciones, por lo que este nuevo revés es inaceptable. Hay menores que van a pasar toda su vida escolar entre obras porque la consejería de Educación se niega a construir los centros por completo”.

Desde el Gobierno Municipal han expresado su indignación por esta noticia, que prevé además tal y como ha comunicado el AMPA, que las obras actuales tampoco estén
terminadas para enero de 2019 como era el último compromiso. “La educación pública en Getafe está siendo pisoteada por la Comunidad de Madrid” ha alertado Hernández.

El concejal de Educación, Herminio Vico, ha reiterado “todo nuestro apoyo a las reivindicaciones del AMPA, madres y padres que llevan años teniendo que soportar
que sus hijos e hijas sean desplazados a otros barrios y soporten los incotables retrasos. Esto es lo que provoca la construcción por fases a la que nos oponemos”.

Durante el último Pleno del Ayuntamiento, se aprobó la petición de dimisión del actual consejero de Educación, Rafael Van Grieken, de viceconsejero de Organización Educativa, la directora general de Infraestrcuturas Educativas y el director territorial Madrid Sur, por su negativa gestión de la educación pública en Getafe, aludiendo precisamente al incumplimiento de sus compromisos en la duración de las obras y criticando su modelo de construcción por fases.

Deja un comentario