Compartir

El Gobierno Municipal de Getafe ha mostrado su oposición a que Perales del Río sea uno de los centros de salud que reduzca su horario de atención hasta las 18:30 horas como ha anunciado la Consejería de Sanidad. El Gobierno Municipal llevará esta problemática al próximo Pleno para que todos los grupos muestren su negativa de forma unánime.

Para la concejala de Salud, Ángeles Guindel, “esta decisión va a afectar directamente a la salud de nuestros vecinos y vecinas, porque verán mermado su servicio y tendrán que soportar un centro de salud saturado en horario de mañana y unas urgencias cuya atención no será específica ni continuada en el tiempo”.

El Gobierno Municipal no cree que detrás de esta propuesta piloto exista carácter voluntario por parte de los y las trabajadoras, al contrario, se trata de una decisión impuesta por la Consejería de Sanidad en 14 centros de la región con la intención de seguir perjudicando a la sanidad pública madrileña y potenciar la sanidad privada.

Perales del Río consiguió hace un año y medio que su centro de salud contara por fin con servicio de urgencias nocturno, una reivindicación vecinal que ha conseguido que muchos vecinos y vecinas tengan que desplazarse fuera del barrio para ser atendidos. Sin embargo ese servicio de Urgencias quedará ahora minusvalorado, al tener que atender con menos personal y medios, a los pacientes que no puedan acudir a su médico antes de las 18:30 horas.

Desde Getafe también alzan la voz por los y las profesionales de la sanidad madrileña, porque tras esta decisión se esconde una vez más un ataque a este servicio público, que en Perales del Río deberá atender a más pacientes con menos recursos. No sólo se quita una oportunidad de conciliación a los vecinos y vecinas del barrio sino que además se perjudica directamente a futuros puestos de trabajo del personal sanitario.

Según datos de la propia Consejería de Sanidad, en la Comunidad de Madrid, se estima que más de dos millones de pacientes están siendo atendidos por los especialistas en medicina de familia, un millón por enfermería y casi medio millón de pacientes en pediatría, una media entorno a quince mil pacientes diarios. Si se merma la demanda, se mermará la contratación de profesionales, por lo tanto a medio plazo se estima el despido de casi dos mil profesionales; chocando frontalmente con la necesidad reclamada en la actualidad de contratación de seis mil personas para el buen funcionamiento de la atención primaria en la región.

Esta decisión llega además en plena campaña de la gripe, lo cual afectará especialmente a personas mayores del barrio.

Más noticias de Getafe, aquí.

Deja un comentario