Compartir

Coincidiendo con la designación de Ángel Garrido como nuevo presidente al frente de la Comunidad de Madrid hasta el final de legislatura, el consejero de Sanidad en funciones, Enrique Ruiz Escudero, ha visitado las instalaciones del Centro de Salud Griñón para presenciar in situ las nuevas prestaciones que ofrece este centro, referente de la zona y que atiende a más de 36.000 usuarios de la Mancomunidad.

Una visita que ha quedado señalada y deslucida por la falta de representación municipal, teniendo en cuenta la importancia del esfuerzo que se ha realizado para dotar de mayor número de prestaciones a la atención sanitaria de los municipios del suroeste.

De los siete municipios adscritos al centro de salud Griñón, únicamente representantes de dos municipios Cubas de la Sagra y Torrejón de Velasco, gobernados por el Partido Popular, acompañaron al Consejero de Sanidad en su visita a las instalaciones.

La falta de previsión por parte de la Comunidad de Madrid, y en concreto de la Consejería de Sanidad, hizo que la mayoría de alcaldes se enteraran de la visita horas antes de la misma.

Al acto no asistió ningún representante de los municipios de Torrejón de la Calzada, Serranillos Del Valle, Casarrubuelos, Batres y Griñón. En el caso de Griñón, municipio donde se sitúa el Centro de Salud, su alcalde independiente José María Porras, que a su vez es presidente de la Mancomunidad del Suroeste, ha manifestado: “Me he enterado de la visita gracias a que un vecino me lo ha comunicado, luego me lo han confirmado desde la Consejería, es una situación surrealista“.

El consejero fue acompañado por la gerente asistencial de Atención Primaria y parte de su personal.

Deja un comentario