Compartir

Cinco miembros de una familia residente en la localidad madrileña de Griñón, han sufrido, esta madrugada, una intoxicación causada por una barbacoa prendida con la que se calentaban.

En concreto, los sanitarios del SUMMA 112 recibieron una alerta de intoxicación por monóxido de carbono en una vivienda baja de la localidad. A su llegada atendieron a los dos padres y sus hijos (dos niñas de 8 y 6 años y un niño de tan solo 9 meses), que fueron trasladados al Hospital de Parla donde pasaron la noche.

Efectivos de Bomberos de la Comunidad de Madrid procedieron a adecuar y ventilar la vivienda.

Deja un comentario