Compartir

Desde el Partido Popular de Leganés han denunciado que «la degradación a la que el alcalde socialista Santiago Llorente somete de forma permanente a la Policía Local de Leganés impide que los agentes garanticen la seguridad en los barrios de Leganés, como ocurrió en la madrugada del jueves 13 de enero, turno en el que ni un solo coche patrulló por las calles de la ciudad debido al escaso número de agentes disponibles durante esas horas«.

«Este hecho es, una vez más, la muestra del estado tercermundista en el que se ven obligados a trabajar los agentes de nuestra Policía. Aparte de ser muy pocos, no cuentan con apenas recursos materiales”, ha manifestado el portavoz del Partido Popular de Leganés, Miguel Ángel Recuenco.

Según ha explicado el portavoz, «esta situación, cada día más lejos de solucionarse, es una reivindicación constante de la Policía Local de Leganés, cuyos representantes ni siquiera son recibidos por el alcalde socialista, mientras que su socio de Gobierno se dedica a decir qué hay que hacer y a no hacer nada. Llorente y Ciudadanos son una pareja perfecta, los dos están de acuerdo en vivir confortablemente y no tomar decisiones”.

“La seguridad ciudadana en Leganés está claramente amenazada: faltan no menos de 80 policías y los delitos campan a sus anchas; lo dicen las estadísticas. Le pido encarecidamente al alcalde Llorente que dé la cara y no se esconda. Y solicito amparo para mis vecinos a la delegada del Gobierno en Madrid para que, desde sus competencias, garantice la seguridad de Leganés reforzando la comisaria de Policía Nacional, ya que sus agentes están cubriendo constantemente las vías de agua que provoca la gestión de una alcalde indolente”, ha apuntado Recuenco.

Miguel Ángel Recuenco, portavoz de Partido Popular en Leganés.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here