Compartir

El Partido Popular ha advertido de que la declaración de Leganés como zona catastrófica, aprobada en la sesión plenaria de este jueves a raíz de los daños causados por el temporal de nieve, corre peligro porque el socialista Santiago Llorente aún no cuenta con el informe de evaluación de daños que requiere el Gobierno de España para dar cauce a la solicitud.

«Me alegro de que el alcalde haya rectificado porque hasta hace unas horas había mostrado su oposición a la propuesta que ya el martes había presentado el PP, pero le ruego que actúe con rigor y seriedad porque de nada vale la voluntad política si no se acompaña de la documentación técnica que exige la iniciativa», ha dicho Miguel Ángel Recuenco, portavoz del Partido Popular de Leganés.

La declaración de una zona afectada gravemente por emergencia es un procedimiento que se inicia a instancia de una administración, que deberá remitir al Consejo de Ministros un estudio en el que se debe detallar los hechos acontecidos, delimitar los lugares afectados, especificar los destrozos originados y recoger una evaluación económica de los daños a fin de analizar la viabilidad de la propuesta.

«La ley especifica con claridad que ayuntamientos como el de Leganés disponen de 15 días desde el inicio de la catástrofe para elevar al Gobierno central la citada declaración. Si Llorente no trabaja con celeridad, Leganés corre el riesgo de quedarse fuera de la línea de ayudas que pueda aprobar el Consejo de Ministro”, ha dicho Recuenco.

Se trataría de subvenciones y avales para los ciudadanos y diversos sectores económicos afectados por el paso de la borrasca Filomena, así como una aportación económica al Ayuntamiento para hacer frente a los destrozos causados en el mobiliario urbano, en el arbolado de la ciudad o en infraestructuras municipales. 

La indolencia del alcalde de Leganés contrasta con la eficacia de José Luis Martínez-Almeida, que este mismo jueves solicitó al Gobierno la declaración de Madrid como zona catastrófica, acompañada de un estudio en el que se detalla que los daños provocados por el temporal de nieve ascienden, de forma inicial, a 1.398 millones de euros.

«Almeida se sabe hasta el número de árboles que la nevada ha destrozado en el parque del Retiro, pero intuyo que Llorente ni siquiera conoce cuántas calles de Leganés quedan por limpiar, lo que da una idea de cuáles son las prioridades y las capacidades de un alcalde y de otro», ha agregado Recuenco. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here