Compartir

Desde el partido vecinal ULEG se califica esta maniobra de “chapucera, oscurantista, sospechosa y en clamoroso fraude de Ley donde se vacía el patrimonio público de suelo para generar especulación y salvaguardar mediante una ampliación de capital encubierta la viabilidad de una empresa pública que está condenada a su disolución por ser un chiringuito inútil”.

ULEG, alerta de las «turbias maniobras» que con el ladrillo de por medio se están perpetrando a 11 meses de las elecciones por el alcalde y los ediles del PSOE.

Así lo ha trasladado el propio partido al alcalde, al vicealcalde, al presidente de EMSULE y al secretario del ayuntamiento a través de su edil y consejera en EMSULE Virginia Benito, quien remitió un correo oficial la semana pasada exigiendo explicaciones y advirtiendo de acudir a otras instancias como podría ser la Fiscalía.

Según ULEG, se aprobó modificar los términos de la cesión a la Empresa Municipal del Suelo de Leganés (EMSULE) de parcelas propiedad del ayuntamiento en el barrio de Poza del Agua para que ahora puedan ser vendidas por la propia EMSULE y supuestamente destinar lo obtenido a hacer viviendas en alquiler en el barrio de Puerta de Fuenlabrada (PP4).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here