Compartir

En la madrugada del pasado 28 de enero, a las 2,30 horas, en  el  Paseo Goya de Móstoles, dos individuos, que momentos antes habían “contratado” los servicios de un taxi en Madrid, asestaron una puñalada en el cuello al taxista y le sustrajeron la recaudación conseguida. La elevada e injustificada agresividad desplegada por los autores generó gran alarma de inseguridad entre los profesionales del taxi.

La Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Móstoles se hizo cargo de la investigación. Las primeras pesquisas llevan a los Policías Nacionales al distrito de Villa de Vallecas, concretamente, a las proximidades de la Estación de Sierra de Guadalupe. Dos días después, cuando los investigadores disponían de varios indicios sobre la identificación de los autores, uno de ellos se “entregó” en la Comisaría de Villa de Vallecas confesando el delito cometido, pero sin aportar la identidad del otro autor.

La Brigada de Policía Judicial, con características conseguidas sobre los autores, averiguó que este otro autor era la misma persona que estaba siendo investigada como autora de otros robos con violencia en Móstoles. Después de obtener los indicios suficientes para imputarle los delitos de los que se consideraba sospechoso, los Policías Nacionales establecieron un dispositivo en los alrededores de su domicilio. El pasado 1 de febrero lo consiguieron detenerle como autor de un homicidio doloso en grado de tentativa y varios robos con violencia cometidos en Móstoles. En el registro domiciliario, los Policías incautaron varios objetos procedentes de robo sobre los que continúan las investigaciones.

Deja un comentario