Compartir

Tras muchos meses de trabajo, finalmente la Concejalía de Bienestar Animal, en coordinación con agentes del Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) y la Policía Local de Parla, se ha procedido a la detención del dueño de una perrera clandestina en Parla y se han intervenido un total de 100 perros, una acción que ha tenido lugar en el marco de una campaña para prevenir el furtivismo de caza con galgo y el maltrato animal.

El operativo tuvo su origen en las informaciones que desde la Concejalía de Bienestar Animal se transmitieron al Servicio de Protección de la Naturaleza, el pasado 18 de noviembre ya se realizó una primera inspección en coordinación con técnicos municipales, donde se detectaron “algunas irregularidades”.

Tras comprobar las autorizaciones perceptivas que debía tener el lugar, se comprobó que el centro carecía de las mismas, por lo que en el día de ayer se realizó conjuntamente con técnicos veterinarios de la Dirección General de Derechos de los Animales del Ministerio de Asuntos Sociales y Agenda 2030, y agentes de la policía local de Parla una inspección e intervención más exhaustiva en el lugar.

Los primeros informes veterinarios arrojaron que algunos de los perros allí alojados padecían enfermedades tales como Parvovirosis canina, dermatitis húmeda, enfermedades periodontales graves, otitis y presencia de parásitos internos y externos, ocasionando a los animales a un dolor, sufrimiento y estrés graves e inútiles. 

Además, según la Guardia Civil, estos informes certificaban que cinco cachorros habían fallecido a causa de las enfermedades referidas y de la ausencia de cuidados veterinarios, por lo que se ha detenido al propietario del centro por un presunto delito de maltrato animal en comisión por omisión. Entre los animales intervenidos se encuentran perros de raza galgo y podenco. El detenido ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción correspondiente.

Por su lado, el concejal de Bienestar Animal, José Manuel del Cerro, se ha congratulado de la operación, coordinada desde su delegación, y ha asegurado que desde el Ejecutivo local “no se va a consentir ningún caso de maltrato animal”. Desde la Concejalía de Bienestar Animal, y desde este Equipo de Gobierno, la apuesta por un trato respetuoso hacia los animales es firme y clara. “No vamos a permitir que estos sitios clandestinos, que claramente violan las leyes, tengan lugar en Parla”, ha contestado el edil.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here