Compartir

Desde este martes 25 de abril, por primera vez, los perros pueden estar sueltos en seis parques públicos de Parla durante algunas horas al día, tras la publicación oficial de la modificación de la Ordenanza municipal de Protección Animales Domésticos aprobada en Pleno, que entra hoy en vigor.

Una vez se han cumplido todos los plazos legales de recogida de alegaciones y publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid de la modificación de los artículos 23 y 120 de la citada Ordenanza municipal aprobada en Pleno el pasado septiembre, “desde hoy los animales pueden permanecer sin correa en los parques públicos habilitados y en el horario de menos afluencia de gente”, según ha explicado la concejala de Sanidad y Salud Pública, Marta Varón.

 

Atendiendo la demanda de muchos vecinos y sin molestar al resto

La modificación aprobada en el artículo 23 establece los parques públicos y horarios en los que los perros pueden estar sueltos bajo vigilancia de sus cuidadores. “Hemos atendido la demanda de muchos vecinos que pedían poder pasear con sus mascotas, algo que hasta ahora estaba prohibido en todo el municipio y en cualquier horario”, ha explicado la edil de Parla.

Marta Varón ha añadido que “la modificación de la Ordenanza permite que una parte de la ciudadanía pueda disfrutar de los espacios verdes con sus perros como pedían, sin molestar a otra parte de vecinos que utilizan esas áreas para hacer deporte, pasear o jugar con sus niños. Por eso, delimitamos los lugares y los horarios, con el fin de hacer compatible el uso de estos espacios públicos para todos”.

“Las horas que hemos establecido coinciden con los momentos en los que habitualmente se bajan las mascotas a la calle, que son la última de la tarde y la primera de la mañana que, además, coinciden con los momentos en los que la afluencia de ciudadanos en los parques es menor”, ha detallado la concejala de Sanidad y Salud Pública.

 

Horario de invierno y verano en seis parques públicos de Parla

Una vez modificado, el artículo 23 de la Ordenanza municipal de Protección de Animales Domésticos establece que “queda prohibida la circulación por las vías públicas de aquellos perros que no vayan provistos de identificación censal. Así mismo, deberán ir acompañados o conducidos mediante cadenas, correa o cordón resistente y de bozal cuando el temperamento del animal así lo aconseje, bajo la responsabilidad del dueño”.

Deja un comentario