Compartir

Tras varias décadas suponiendo una barrera arquitectónica en muchas aceras del casco urbano de Parla, un elemento antiestético y una molestia en las fachadas de las viviendas de muchos vecinos, los postes de madera y cemento del cableado para el suministro eléctrico han comenzado a desaparecer. Desde el equipo de Gobierno se comenzó hace dos años a reclamar la retirada de estos elementos a las empresas con cable aéreo que operan en el municipio e Iberdrola comenzó este verano a llevar a cabo los trabajos de enterramiento de los mismos y la retirada de los postes.

Los postes de las calles La Paloma y Dos Hermanas, los primeros en desaparecer

Las calles La Paloma y Dos Hermanas han sido las primeras del municipio en las que se retiraron los postes de madera de los cables de luz, el pasado mes de agosto. Son trabajos que llevó a cabo la compañía de suministro eléctrico Iberdrola, que ha continuado desde entonces en otras calles del municipio y actualmente trabaja en la calle Arena.

La concejala de Obras y Servicios a la Comunidad, María Jesús Fúnez, ha señalado que “no es normal que en pleno siglo XXI todavía tengamos en Parla en mitad de las calles estas estructuras que son obsoletas y molestas en muchos aspectos”.

“Son elementos antiestéticos, una barrera arquitectónica y una molestia para vecinos”

“Además de ser un elemento urbano absolutamente antiestético, no sólo por los postes en sí, sino por el cableado aéreo, suponen una barrera arquitectónica porque muchos están colocados en la mitad de aceras por las que no sólo no caben carritos de bebés o personas con movilidad reducida, sino que cualquier peatón hay aceras de las que se tienen que bajar porque estos postes dificultan el paso”, ha continuado la edil.

“Incluso, suponen una molestia para muchos vecinos de las calles del centro de la ciudad, ya que estos cables van de poste a poste sujetados a las fachadas de viviendas privadas”, ha criticado María Jesús.

El Ayuntamiento lleva dos años reclamando la retirada a todas las empresas de cable aéreo

Con el fin de modernizar el casco urbano de la ciudad, según ha explicado la concejala de Obras y Servicios a la Comunidad, “desde hace dos años iniciamos una ronda de reclamaciones a todas las compañías que suministran servicios todavía a través de cable aéreo, para que modernicen sus sistemas de conducción de servicios y eliminen estas barreras arquitectónicas y estéticas”.

“Iberdrola ha atendido nuestra demanda y desde la Concejalía hemos agilizado todos los trámites para que la empresa pueda llevar a cabo los trabajos de cala necesarios para enterrar el cableado y retirar los postes a medida que realiza la remodelación de la distribución eléctrica. Y estamos esperando que Telefónica también atienda nuestra solicitud y comiencen a retirar los postes de cableado que les corresponden”, ha detallado la concejala.

Iberdrola sufraga los gastos de enterramiento de cable y la retirada de postes

“El coste está siendo sufragado íntegramente por la compañía Iberdrola. Continuarán soterrando las líneas de distribución eléctrica en la zona centro de Parla, porque los cables tienen 30 ó 40 años y deben cambiar las líneas para garantizar el servicio en condiciones óptimas”, ha afirmado la concejala de Obras y Servicios a la Comunidad.

Así, esos primeros trabajos se llevaron a cabo el pasado verano en varias calles en las que ya se han retirado los postes de madera y cemento, como las vías La Paloma, Dos Hermanas, Real y San Félix.

Las siguientes calles: Arena, Humanes, Virgen del Rocío y Álamo

El pasado mes de enero, Iberdrola actuó en las calles Alcorcón, Fuenlabrada y San Blas. Actualmente, se están realizando obras para la retirada de dos postes en la calle Arena y en las próximas semanas se llevarán a cabo las tareas para enterrar cableado y retirar postes en las vías Humanes, Virgen del Rocío y La Paloma esquina a calle Álamo, entre otros puntos.

Algunos postes se instalaron en la primera mitad del siglo pasado

Algunos de los postes que están siendo retirados datan de la primera mitad del siglo XX. Según las actas de Plenos que conserva el Archivo municipal, fue la primera década del siglo pasado cuando el Ayuntamiento de Parla consiguió instalar las primeras farolas públicas de luz eléctrica. El contrato con la empresa suministradora de electricidad se firmó en 1907 y en 1913 se compró la primera farola que se instaló en la “plaza pública”, actualmente Plaza de la Constitución.  

Posteriormente, ya en 1931 queda constancia en las actas municipales de la reparación de lámparas, solicitud de una farola para el final de la calle Pinto, instalación de un contador y renovación del contrato con la compañía eléctrica. A partir de ese año, a medida que la luz eléctrica fue llegando también a las viviendas particulares, el cableado aéreo y sus soportes se fueron extendiendo por la ciudad.

Deja un comentario