Compartir

El Ayuntamiento de Leganés y Cáritas Diocesana han suscrito la renovación del convenio de colaboración gracias al cual el Consistorio destinará 200.000 euros para la atención de la población vulnerable. Como consecuencia, la entidad podrá cubrir necesidades básicas como alimentos, productos de limpieza y de aseo personal de los vecinos y vecinas de Leganés en situación o riesgo de exclusión social.


El acuerdo ha sido suscrito por el alcalde de Leganés, Santiago Llorente, y el director de Cáritas Diocesana de Getafe, Enrique Carrero. En la firma también han estado presentes la concejala de Familia y Políticas Sociales, Pilar Cano; la asesora y la jefa de sección del área, Carla Santiago y Antonia López, respectivamente, por parte municipal, y el representante sacerdotal, José Antonio Plou, y la trabajadora social de Cáritas Diocesana, Ana I. Cañadilla, por parte de la entidad.


Este convenio tiene como objetivo principal mejorar las condiciones de vida de las personas atendidas, así como, favorecer y apoyar una alimentación saludable y paliar las necesidades vitales de los sectores más desprotegidos de la ciudad. Se prevé que gracias a este programa puedan ser atendidas 1.350 personas del municipio a través de 16 parroquias de la ciudad.

Pilar Cano ha puesto en valor la finalidad del convenio, que permitirá “la distribución de alimentos básicos, productos de limpieza y aseo personal con la peculiaridad de que este año estos fondos económicos de 200.000 euros por primera vez van a tener una extensión desde el 1 de enero a final de 2022. Tendrán una extensión completa del año con la buena repercusión que tiene esto sobre el gasto de la entidad”, ha indicado la responsable del área.


El Ayuntamiento aporta 200.000 euros y el trabajo de los técnicos de Servicios Sociales. Cáritas contribuirá activamente a través con toda su red parroquial de Leganés, formada por 16 parroquias distribuidas en los diferentes barrios de la ciudad, con el trabajo de las personas encargadas de las mismas y los profesionales técnicos a su servicio, además de con la labor de los voluntarios que habitualmente colaboran con la entidad.


En el desarrollo del proyecto colaboran de forma activa 80 voluntarios, que realizan tareas de acogida, acompañamiento, compras, gestiones, información y asesoramiento, derivación a recursos públicos, descarga y almacenamiento.


El Consistorio leganense trabaja para impulsar políticas que defiendan la dignidad de sus vecinos y la atención de la población vulnerable. Este programa se mantiene para continuar garantizando las necesidades básicas entre los sectores más desprotegidos de la ciudadanía ante la situación derivada de la pandemia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here