Compartir

El sindicato Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) y Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM) pierde la impugnación de Relación de Puestos de Trabajo (RPT) interpuesta contra el Ayuntamiento de Serranillos del Valle.

En noviembre de 2016 dicho Consistorio realizó una RPT de la plantilla municipal, un trámite obligatorio para estamentos públicos, mediante el que se asegura que el personal municipal consiga una plaza por concurso oposición, y recibir los salarios en base a las funciones realizadas. Se realizó un estudio bajo criterios objetivos, con el soporte jurídico de una empresa externa especializada, y contó con el visto bueno tanto del secretario municipal como de los servicios jurídicos municipales.

“CSIF en manos de estos delgados sindicales, es un auténtico barco a la deriva sin rumbo y sin sentido”

Como resultado de las negociaciones llevadas a cabo por el resto de sindicatos UGT y CCOO con el equipo de gobierno, esta RPT mejoró las condiciones laborales y retributivas de la mayoría de los empleados municipales y se equiparó en igualdad la situación de personal laboral y funcionario, independientemente de la relación contractual con el Ayuntamiento.

El Consistorio se intentó mantener una negociación con el delegado sindical de zona de CSIF, D. Francisco Torres, el delegado de zona de Administración local D. Alfonso Jiménez y sus dos representados (operarios municipales) pero dicha reunión no obtuvo resultados ya que CSIF se negó a negociar. Este sindicato marcó su objetivo principal en realizar presión social sobre la Corporación en vez de velar por el bien de los empleados. El sindicato CPPM, a pesar de interponer la demanda, no participó en la negociación por falta de representación, y por votación de la mesa.

Varios fueron los intentos de generar alarma mediante publicaciones los medios de comunicación. El alcalde de Serranillos del Valle, Iván Fernández, subraya que:

 “Han quedado en evidencia ambos delegados y en consecuencia el sindicato CSIF, fomentando la alarma social en la prensa en vez de sentarse a negociar, alentando a los trabajadores que representan, a manifestarse en la calle y hacer declaraciones en diferentes medios, en lugar de mirar por los intereses de los empleados. Solo han mirado por intentar sacar rédito político para su sindicato de manera nula y poco elegante. Yo en su lugar me dedicaría a otra cosa viendo como han gestionado esta “negociación”, y CSIF tendría que hacérselo mirar, una autentica pena para los trabajadores que confiaron el ellos, y lo digo sin ninguna acritud”.

El Ayuntamiento quiso llamar a la “responsabilidad social” del CSIF y evitar llevar a debate público el sueldo de los empleados. “Los únicos perjudicados han sido los trabajadores que han visto disminuir sus retribuciones que, habiendo mantenido una negociación, podrían haberse visto menos afectadas  y/o haber conseguido otros beneficios en sus condiciones laborales”, ha argumentado el alcalde.

El CSIF, en su búsqueda de generar preocupación y nerviosismo, impugnó la RPT. Sentencia que ha sido ganada por el Ayuntamiento y se espera que sirva para que sus afiliados hagan balance de que sindicato les representa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here