Compartir

“Cofely España S.A.” presentó un recurso de apelación que ha sido desestimado mediante el que pretendía seguir cobrando un contrato presuntamente delictivo. Los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento han conseguido evitar una carga de casi un millón de euros a las arcas del Consistorio.

Pasados dos años, el Ayuntamiento de Serranillos mantiene abierto el litigio contra la empresa “Cofely España S.A.” pendiente de una sentencia firme de los Tribunales del orden penal. El último acto que ha llevado a cabo dicha empresa ha sido un recurso de apelación pretendiendo que se revocase el Auto impugnado desestimando la suspensión del contrato y le ha sido denegado a favor del Ayuntamiento de Serranillos del Valle.

Comisiones a cambio de adjudicación de contratos Los hechos se remontan a 2014, momento en el que la alcaldía recaía en Antonio Sánchez Fernández y se decidió adjudicar un contrato de servicios energéticos y mantenimiento con garantía total de las instalaciones municipales y alumbrado a “Cofely España S.A.”. Un contrato de gestión de
servicio público por un plazo de 15 años.

El nombre de esta empresa se hace conocido con el destape de una trama para conseguir fondos mediante la adjudicación de contratos y servicios, a los que presuntamente se suma una comisión; el “Caso Púnica”. En el caso de Serranillos del Valle, se trataría de una comisión del 3% del total del contrato, lo que es lo mismo, 10.177,54 euros al año. Motivo por el cuál fue detenido y sujeto a prisión provisional el entonces regidor del municipio, Antonio Sánchez Fernández.

El Equipo de Gobierno inició un procedimiento de revisión y aprobó en Pleno la suspensión del contrato con “Cofely España S.A.” a lo que la empresa energética se opone y reclama el cobro de las cantidades pendientes de pago por los meses trabajados y una indemnización, cuya cifra asciende a 829.635,25 euros.

Actualmente dicho procedimiento se encuentra suspendido en espera de una resolución judicial firme por parte de los Tribunales competentes en orden penal. En otras palabras, no será posible poner fin al expediente hasta que no exista una sentencia firme que declare que se trató de un acto constitutivo de infracción penal.

Desde el Ayuntamiento entienden que mantener este contrato supondría seguir pagando con fondos públicos presuntas comisiones ilegales y han tomado las medidas oportunas. La empresa reclama que se proceda a una liquidación de 358.269 euros y se revoque la suspensión del contrato. A lo que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha desestimado el recurso confirmando así el expediente de resolución del contrato de servicios energéticos y mantenimiento de instalaciones municipales y alumbrado público entre el Ayuntamiento de Serranillos del Valle y la empresa “Cofely España S.A.”.

De no haber recurrido al departamento jurídico del Ayuntamiento de Serranillos del Valle, el municipio podría haber tenido una carga de casi un millón de euros en las cuentas.

Esta acción se suma a otras ya tomadas con el fin de sanear las cuentas del Consistorio.

Más noticias de Serranillos, aquí.

Deja un comentario