Compartir

Durará 7 años, en los que no podrá  optar a ningún cargo público

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a siete años de inhabilitación al exalcalde de Torrejón de la Calzada, Eusebio García, por un delito de prevaricación administrativa al municipalizar una piscina cubierta sin pasar por el pleno del Ayuntamiento.

En la sentencia, el tribunal considera probado que el acusado «Ignoró todas las advertencias sobre la ilegalidad de su actuación» al registrar el 24 de septiembre de 2014 un decreto que transfería la piscina a la gestión pública. Una gestión que realizó «A sabiendas de su falta de competencia» y sin contar con los informes necesarios del interventor y la secretaria del Ayuntamiento, quien advirtió antes y después al regidor sobre las irregularidades.

“A quien correspondía haber adoptado esa decisión es al Pleno de la Corporación”

Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid

De hecho, la secretaria del Consistorio remitió a Eusebio García un informe en el que le avisaba de que el decreto carecía del visto bueno del interventor, «Siendo obligatorio al tratarse de actos de contenido económico». La secretaria afirmó como testigo en el juicio, celebrado en octubre, que el decreto le llegó redactado y le instaron a firmar sin leerlo.

Con el decreto ya en vigor, ambos funcionarios volvieron a comunicarle su incapacidad, pese a lo cual el exalcalde decidió seguir adelante. Según la sentencia, «A quien correspondía haber adoptado esa decisión es al Pleno de la Corporación, debiéndose añadir la omisión de los informes previos y preceptivos de la Secretaria General y del Interventor».

EXCULPADO DE LA FIRMA DE DOS CONTRATOS POSTERIORES

La resolución, sin embargo, le exculpa de la firma de dos contratos posteriores, uno para ceder a una empresa la dirección de la piscina, y otro de alquiler de maquinaria deportiva. Y descarta que Eusebio García, alcalde del PP entre junio de 2011 y mayo de 2019, se enriqueciera con el plan. Si bien, rechaza el desconocimiento de contar con el respaldo de la mayoría absoluta del pleno para ejecutarlo.

El acusado declaró que decidió municipalizar la piscina porque la empresa concesionaria no pagaba los suministros, por lo que «No quedó más remedio» que poner fin a la gestión privada. Sostuvo que lo hizo por la administración «Nefasta» del Grupo Local Independiente de Torrejón de la Calzada, partido antecesor en la Alcaldía. La acusación popular del GLITC solicitó para el exalcalde 12 años de inhabilitación, mientras que la Fiscalía pidió la absolución al considerar que el acusado no perjudicó los intereses del municipio.

El fallo, contra el que cabe recurso, le impide optar a un cargo público durante el tiempo de la condena.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here