Compartir

El partido vecinal leganense ha llevado al pleno municipal una iniciativa solicitando, a las distintas administraciones (Ayuntamiento de Leganés, Comunidad de Madrid, Ministerio de Fomento y ADIF), ampliar las dimensiones del paso, reforzar la preseñalización actual en las vías que dan acceso a esta ubicación y la instalación de sistemas mecánicos (pórticos) para evitar la siniestralidad y que no siga “un punto negro circulatorio”, mientras no se atienda la histórica reivindicación de soterramiento de la línea férrea de la C-5 de Cercanías.

El puente de San Nicasio, popularmente conocido como el puente “Simago”, ahora ha sido rebautizado como el puente “tragacamiones” por ULEG, por la cantidad de vehículos pesados que terminan empotrados por superar estos la altura máxima admisible, convirtiéndose pues en un “punto negro” de la localidad. Como medida urgente, indican los independientes, “hay que adecuar la señalización actual en determinados puntos y en otros debe reforzarse.

La preseñalización de la calle Santa Rosa es prácticamente inexistente. En las cuatro vías que dan acceso al puente (C/Juan Muñoz, C/ Santa Rosa, Av. de la Universidad y la Av. Mendiguchía Carriche) no hay señalización horizontal que refuerce, más si cabe, la existencia de esta situación” son los puntos clave donde ULEG incide en mejorar.

Deja un comentario