Compartir

El alcalde, Sergio Parra, ha visitado este martes junto al consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, y la jueza decana de Valdemoro, Concepción Azuara, las instalaciones del nuevo Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº8 en la Glorieta de las Sirenas que entró en funcionamiento el pasado diciembre y las obras del edificio judicial que la Comunidad de Madrid construye en Valdemoro. 

El Palacio de Justicia, en el que se unificarán las tres sedes en las que se reparten actualmente los juzgados del municipio, se está construyendo en una parcela situada en la confluencia de las calles Trabajadoras de Cotton y Lilí Álvarez, cedida por el Ayuntamiento. Concentrará en 10.445 metros cuadrados hasta 14 juzgados y tiene espacio suficiente para albergar en el futuro otros seis juzgados más.

Con un presupuesto de 12,8 millones de euros, la conclusión de este equipamiento está prevista para el próximo otoño y dará servicio a los municipios de Chinchón, Ciempozuelos, San Martín de la Vega, Titulcia, Torrejón de la Calzada, Torrejón de Velasco y Valdelaguna.

Durante la visita al recinto, en la que han participado los portavoces de todos los grupos de la Corporación municipal, el alcalde ha recordado al consejero que antes de que comience a prestar servicio la nueva sede judicial es necesario una mejora de las infraestructuras de movilidad en la zona para garantizar unos accesos fluidos al futuro Palacio de Justicia, a través de un enlace directo con la M-423, petición que ha solicitado reiteradamente al Gobierno regional.

El consejero de Justicia, destacó que el diseño de este complejo va a aportar «humanización a la justicia» tanto para los profesionales que la imparten como para las personas usuarias de la misma.

El proyecto se basa en la protección integral de los más vulnerables –especialmente víctimas de violencia de género y menores-  y para ello, las dependencias contarán con entradas e itinerarios diferenciados que evitarán que se encuentren con los agresores. A esta finalidad contribuirá la cámara Gessell, que permitirá realizar declaraciones evitando las interferencias que genera el contacto visual con otras personas. En este sentido, los accesos para los trabajadores y los encausados tampoco serán los mismos.

La creación de espacios con diseños diferenciados para cada funcionalidad será otra de las principales aportaciones a ese concepto de la justicia amigable y cómoda para todas las personas que tengan que hacer uso de estas instalaciones.

Contarán con salas específicas para bodas, Fiscalía, los colegios de abogados y procuradores, forenses, Registro Civil, celdas para los reos, estancias de mediación y de lactancia, entre otras. Además, todas las dependencias estarán enfocadas a las necesidades de las personas con discapacidad tanto física como intelectual. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here