Compartir

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha destacado hoy que lograr que El Retiro y el Paseo del Prado se conviertan en Patrimonio Mundial de la UNESCO, en la categoría de Paisaje Cultural, “contribuirá a impulsar un Madrid volcado con la cultura, abierto al mundo y hospitalario con quienes nos visitan”.

Garrido ha participado, en el Palacio de Cibeles, en el pleno constituyente del Consejo Cívico y Social de la candidatura, uno de los pasos previos para que en enero se conozca en París si la propuesta española resulta viable de acuerdo con los criterios de la UNESCO para alcanzar su último objetivo que es la inclusión en la lista de Patrimonio Mundial. Este órgano reúne a todos los agentes implicados para poner en común iniciativas que impulsen esta candidatura para conseguir su declaración.

El presidente regional ha subrayado la “necesaria colaboración institucional” para alcanzar este objetivo y ha remarcado el “apoyo e impulso” de la Comunidad, que en esta iniciativa tiene un “doble compromiso”: tanto con los madrileños como con la protección del patrimonio, “que nos brinda la oportunidad única de difundir la singularidad de uno de los primeros paseos arbolados de Europa”. Esta zona, ha proseguido, “supone un atractivo cultural y turístico de primer orden para toda la región”.

El Consejo Nacional de Patrimonio eligió el pasado mes de abril el espacio del Paseo del Prado y El Retiro, a propuesta del Ayuntamiento y de la Comunidad de Madrid, como candidato a ser declarado Patrimonio Mundial como Paisaje Cultural por su excepcionalidad al constituir un paseo arbolado que se diseñó para el disfrute de los ciudadanos en torno a la cultura, la ciencia y la naturaleza.

Deja un comentario