Compartir

La competición se disputaba a lo largo de toda la semana en Holanda, en la localidad de Berlicum y España estaba representada por cuatro de sus jugadores más destacados:Daniel Sánchez, Carlos Crespo, Rubén Legazpi y Jose María Más, siendo Daniel Sánchez, el jugador español que inicialmente tenía más opciones de luchar por el título final.

Los encuentros, que se disputaban a una distancia de 50 carambolas no fueron sencillos. Sus rivales mostraron su mejor versión en sus encuentros con él y le obligaron a jugar a un gran nivel en todo momento. Prueba de ello es que finalizó la competición con un promedio general de 2,192, el más alto de la competición junto con el del otro finalista.

Ronny Lindemann, Michael Nilsson, Jean Paul De Bruijn y Martin Horn fueron sus rivales hasta la final, en la que se encontró con el campeón de la anterior edición, el holandés Dick Jaspers.

La final siguió el guión que se podía prever entre dos de los mejores billaristas del mundo, los dos al ataque en todo momento pero sin descuidar la defensa. El jugador español inició el encuentro y, tras un intercambio inicial de golpes, se avanzó en el marcador y tomó cierta distancia con su rival 13 a 2 en dos entradas. Su rival lo intentó en todo momento y se acercó en el marcador empatando el encuentro a 28 en la novena entrada, pero el buen hacer del español impidió que le superara y le permitió responder con 14 carambolas más en dos entradas poniendo un 42:28 en el electrónico, distancia que supo mantener hasta el final y vencerle por 50 carambolas a 35 en 19 entradas.

Con esta brillante victoria, el número uno de la Asociación Billar Palma se proclama Campeón de Europa de Billar a Tres Bandas por cuarta vez, asciende dos posiciones más en el ránking mundial y se sitúa en la segunda posición, justo por detrás de Dick Jaspers, con quién mantendrá una dura lucha por ser el número uno mundial hasta final de temporada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here