Compartir

Aunque los fines de semana aún no acompañen con el tiempo, lo cierto es que los primeros pasos del verano son el momento perfecto para que los clásicos salgan a la carretera en concentraciones por toda la geografía española.

Las concentraciones moteras, al igual que las de vehículos clásicos, suelen tener en realidad como protagonista la ruta

Este tipo de reuniones sirven no solo para conocer el parque móvil de este tipo de vehículos, sino también para conocerse y hacer grupo con gente que comparte afición. Pasan a ser, un grupo de amigos que quedan de vez en cuando para disfrutar con sus coches, pero sobre todo, con su compañía.

Hablar de clásicos es pensar en vehículos, pero, ¿por qué no también en esas motos que sirvieron de inspiración a generaciones posteriores? La única condición para poder salir es ostentar uno de los seguros de motos clasicas, porque el resto son las ganas de pasarlo bien las que mueven las celebraciones.

Las concentraciones moteras, al igual que las de vehículos clásicos, suelen tener en realidad como protagonista la ruta. Carreteras secundarias, con naturaleza rodeándoles, con pueblos pintorescos dentro de su recorrido y curvas suelen ser las agraciadas al poner de nuevo en carretera algunas de las marcas y modelos más famosos del pasado.

Retromoto en Barcelona o ClassicAuto en Madrid son algunas de las citas más esperadas para, en la medida de lo posible, lucir este tipo de vehículos gracias a los patrocinadores y también a todos aquellos coleccionistas tanto públicos como privados que han dejado un legado en la cultura del motor único.

 

 

¿Cuáles son los gastos de este tipo de vehículos y motos? Sin duda, para poseer un vehículo o moto clásica en el garaje hacen falta contar con ciertas inversiones para poder disfrutarlos en cualquier momento.

La primera de ellas pasa por el mantenimiento de los vehículos gracias a algunos de los talleres especializados en clásicos o bien en el de confianza, pero no hay que olvidar que, precisamente por formar parte de la propia historia, es necesario contar con un seguro para clasicos que cubra cualquier imprevisto teniendo en cuenta las características propias de este tipo de modelos, los recambios disponibles e incluso la responsabilidad.

“Disfrutar del sonido y de la forma en la que se viajaba hace unas décadas nos hace hablar también, sin duda alguna, de la evolución de un sector, el automovilístico, gracias a las nuevas tecnologías. Antes ni siquiera había concienciación sobre la necesidad de seguridad en la carretera. Las nuevas generaciones no entienden, tras años de eslóganes y de la cultura de la seguridad, cómo viajaban hace años los más pequeños, el hecho de que no estuviera prohibido para circular el alcohol o que no existieran las tantas ayudas electrónicas en los habitáculos. Es una forma de entender los caballos de forma distinta” comenta un coleccionista.

Deja un comentario