Compartir

El Ayuntamiento ha puesto en marcha una nueva escuela deportiva de natación para que personas con diversidad funcional física y psíquica se desenvuelvan en el medio acuático. El objetivo es mejorar la psicomotricidad, la coordinación, la flexibilidad, la fuerza y el tono muscular, al tiempo que crear un espacio de ocio en el que sea más fácil socializar. Comenzará la primera semana de noviembre y está abierto el plazo de inscripción hasta completar las plazas disponibles. Se han establecido dos turnos, uno a las 17.15 y otro a las 18.00 h., y las clases serán de lunes a jueves en la Piscina Municipal de Valdesanchuela. 

Las sesiones, de media hora de duración, se desarrollan en grupos reducidos que se configurarán según el tipo y el grado de discapacidad y estarán dirigidos por un monitor del Área de Deportes. Además, el alumnado estará acompañado en el interior del vaso, en todo momento, por una persona adulta de su entorno familiar. 

Quienes asistan a esta propuesta de ejercicio físico aprenderán a desenvolverse y dominar el medio acuático en cuatro etapas: familiarización, respiración, flotación y propulsión. A partir de ahí adquirirán destrezas y habilidades motrices que les permitirán sobrevivir en el agua y optimizar su salud física y psíquica. 

De forma complementaria el alumnado obtendrá otros beneficios que redundarán en su equilibrio emocional, como la erradicación de complejos y pudores asociados al cuerpo o la integración en una disciplina deportiva que actúa como herramienta de formación y terapia.

Deja un comentario