Compartir

La Comunidad de Madrid va a impulsar la incorporación de Alcalá de Henares a la red de aparcamientos disuasorios Aparca+T. Así lo ha indicado hoy el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras del Gobierno regional, Ángel Garrido, tras una reunión con el alcalde de la localidad, Javier Rodríguez, en la que también se han analizado las necesidades de movilidad del municipio.

“La red de aparcamientos disuasorios Aparca+T es un proyecto muy importante para nosotros porque se trata de premiar a los que usan los vehículos privados para que lo abandonen porque tienen un atractivo que es el aparcamiento gratuito”

Ángel Garrido, consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras del Gobierno regional

El acceso a los aparcamientos disuasorios de la red Aparca+T es gratuito con un título de transporte válido, que debe utilizarse el mismo día, y la estancia es por un máximo de 18 horas. De este modo, la entrada al aparcamiento se puede realizar de manera ordinaria, tomando un ticket a la entrada que se valida a la salida con el título de transporte público que se haya utilizado ese día. También se puede validar desde el teléfono móvil a través de una aplicación sin tener que pasar por el cajero.

El pasado mes de enero se pusieron a disposición de los usuarios las primeras 1.470 plazas de aparcamiento disuasorio en el parking junto a la estación de Cercanías de Colmenar Viejo. Este aparcamiento servirá como prueba piloto para la configuración definitiva de la red. Está previsto que los aparcamientos de Ciudad Universitaria y Wanda Metropolitano se sumen también a esta experiencia piloto.

El Plan Aparca+T se va a desarrollar en tres fases a lo largo de 12 años. La primera concluye en 2021 y, para entonces, se calcula que se dispondrá de 25 aparcamientos y un total de 16.000 plazas. Al final del periodo, en el año 2029, la red alcanzará más de 90 aparcamientos con más de 46.000 plazas.

Bus-Vao en la A-2

Otro de los asuntos que se ha tratado en la reunión ha sido la puesta en marcha del carril bus-VAO en la A-2. El pasado mes de octubre se firmó el convenio definitivo para la puesta en marcha del carril bus-VAO con una inversión total de 13 millones de euros, financiado a partes iguales entre la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y la Dirección General de Tráfico.

La actuación en la A-2 consistirá en la reserva del carril izquierdo en ambos sentidos para la circulación de autobuses, motos y vehículos con alta ocupación, mediante sistemas inteligentes de transportes que permitirán su gestión en tiempo real, en función de las necesidades del tráfico.

Para ello, se señalizará, mediante balizas luminosas y paneles informativos, la activación del carril bus-VAO, cuyo control se realizará mediante detectores, cámaras y lectores de matrícula sin necesidad de establecer barreras físicas entre los carriles.

Según las estimaciones del Consorcio, el bus-VAO de la A-2 beneficiará a alrededor de 11,2 millones de viajeros al año, con un ahorro de tiempo medio de 7 minutos, que puede llegar hasta los 25 minutos para los usuarios que utilicen el carril reservado en toda su extensión.

Reforma de transporte público

Además, el consejero ha valorado con el alcalde de Alcalá de Henares la reforma que se realizó el año pasado en las líneas urbanas de autobuses del municipio. “La trama de autobuses se reformó el año pasado y está funcionando bien, lo cual demuestra que cuando se trabaja conjuntamente entre administraciones se pueden afinar mejorar los asuntos de interés para los ciudadanos”, ha señalado Garrido.

Este encuentro forma parte de la ronda de reuniones que está realizando el consejero con distintos alcaldes de la Comunidad de Madrid, en el marco de la política de diálogo y colaboración institucional que impulsa el Ejecutivo con los municipios de la región.

Deja un comentario