Compartir

Agentes de la La Guardia Civil, pertenecientes a la Sección Aduana de Abroñigal en el marco de la “operación Ecos” han intervenido 1.282  kilogramos de hachís y 827 kilogramos de marihuana que estaban ocultos en una expedición comercial, con destino a Reino Unido.

   Se han incautado 1.282  kilos de hachís y 827 de marihuana que se encontraban en una expedición comercial con destino a Reino Unido

Los hechos tuvieron el pasado año, cuando agentes con destino en la Sección  Aduana Abroñigal  que se encontraban desempeñando funciones propias de su especialidad en un almacén de Coslada   procedieron a  controlar una expedición comercial que supuestamente contenía piezas de vehículos.

La misma consistía en 8 cajones de madera de gran capacidad  con un peso de 5.098 kilogramos, declarando que contenían repuestos para vehículos, y el destino final de la carga era Reino Unido.

Entre las diferentes piezas de vehículos los agentes encontraron 1.282 kilogramos de hachís y 827 kilos de marihuana, distribuidos en paquetes envasados al vacío para evitar olores, así mismo la droga  venía acompañada de paquetes de café con el fin de disimular el olor propio de estas sustancias y dificultar la labor de los perros detectores de drogas que también participaron en el servicio.

La mercancía procedía de Marbella (Málaga) y era transportada por un camionero contratado por una empresa logística de Coslada, para su posterior envío a Reino Unido junto con otras mercancías.

Fruto de las diferentes gestiones y del análisis de la documentación se llegó hasta la identificación de un ciudadano de origen británico como supuesto autor de los hechos.

Según valoración de la Oficina Nacional de Estupefacientes la droga aprehendida pudiera haber alcanzado un valor en el mercado que superaría los 3 millones de euros.

Deja un comentario