Compartir

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Servicio de Protección de la Naturaleza en colaboración con la Policía Local de Valdilecha, detuvieron a una persona por su presunta implicación en un delito de maltrato animal.

La detención tuvo lugar el pasado día 11, tras la colaboración de un ciudadano que observó como el detenido golpeaba con un palo tipo astil de un pico al animal en la cabeza. Tras su aviso, al personarse los agentes actuantes, interceptaron al autor de los hechos cuando se disponía a deshacerse del cuerpo del animal introducido en un saco de plástico, comprobando que todavía se encontraba con vida, presentado diversos golpes en la cabeza y siendo atendido de forma urgente.

Tras pasar aviso a los servicios veterinarios de la Comunidad de Madrid (VETERCAM), estos se hicieron cargo del animal, un perro mestizo con podenco.

Paralelamente, otra patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza intervino otros tres perros de forma cautelar, que se encuentran en un centro de la Comunidad de Madrid.

El detenido, un varón vecino de la localidad, de 79 años de edad fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

La legislación administrativa contempla el maltrato animal como una falta muy grave.

Este delito está recogido en el artículo 337 del Código Penal, que dice: “será castigado con la pena de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de la profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales, el que por cualquier medio o procedimiento maltrata injustificadamente, causándole lesiones que menoscabe su salud o cometiéndole a explotación secular a un animal domestico o que no viva en estado salvaje”.

Deja un comentario