Compartir

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha preguntado esta mañana a Cristina Cifuentes, en la Sesión del Control al Gobierno en la Asamblea de Madrid, cuál es su valoración del Producto Interior Bruto (PIB) como indicador del estado de la Comunidad.

“Es una buena noticia que el PIB crezca y que haya recuperado los niveles del año 2008. Sin embargo, este indicador no recoge en absoluto si el crecimiento ha sido compartido. No es suficiente con generar riqueza. Estamos en niveles de paro 5 puntos porcentuales por encima de entonces. Y ni siquiera a finales de 2018 habremos recuperado aquel empleo, tal y como se confirma en su proyecto de presupuesto recién presentado. El PIB no mide el incremento de la desigualdad, consolidada en Madrid con más de 700.000 trabajadores que ganan menos de 600€ al mes, o el 21,7 % de personas en riesgo de exclusión social, y aquí no hay alivio diciendo que nuestro PIB per cápita es el más alto de toda España. Se están recuperando los beneficios empresariales mientras las rentas del trabajo se comprimen por la devaluación salarial y los empleos precarios. Madrid se relanza a costa de salarios deprimidos”, señaló Gabilondo.

El portavoz socialista puso en duda que este valor sea el óptimo para evaluar el desarrollo: “Desde hace años se cuestiona el indicador del Producto Interior Bruto como el más adecuado para medir el desarrollo social y de progreso. El premio Nobel de Economía 2015, Angus Deaton, lo considera desfasado. No se centra en el bienestar de las personas y corresponde más a un período productivista tras la Guerra Mundial que al modelo actual de economía globalizada. Varias instituciones como la OCDE o la Comisión Europea han advertido del peligro de una economía que solo gana productividad al bajar los sueldos sin apostar por la innovación y el valor añadido en productos y servicios”.

Por ello, añadió que “Es preciso incorporar nuevos componentes, no solo en la riqueza producida, sino también en educación, sanidad, medio ambiente, nuevos derechos, etc… Es necesario ampliar el marco de indicadores de desarrollo económico que utilizan ustedes tradicionalmente y tener en cuenta, por ejemplo, el Índice de progreso social de la Unión Europea o el índice de desarrollo humano de las Naciones Unidas, o el Better Life Index de la OCDE, que  permite comparar el bienestar a partir de 11 indicadores esenciales para las condiciones materiales y la calidad de vida. Y Madrid suspende en empleo, ingresos y satisfacción personal y tiene una nota baja en vivienda, compromiso cívico, medio ambiente y educación”.

“Señora presidenta, su olvido del bienestar de las personas desvirtúa toda su política económica. Los ciudadanos de Madrid se merecen políticas que piensen en ellos y que lleguen a ellos y éste debería ser el objetivo último. Si la sociedad es desigual e injusta no habrá consuelo en el Producto Interior Bruto”, concluyó Gabilondo.

Deja un comentario