Compartir

La Comunidad de Madrid presta una especial atención y seguimiento a los mayores residentes en las viviendas sociales gestionadas por el Gobierno regional.

Para la Agencia de Vivienda Social (AVS), organismo encargado de esta materia, uno de los objetivos prioritarios en estos momentos es el seguimiento y protección del colectivo de personas mayores residentes en sus viviendas sociales, ya que esta población es de la más vulnerable al COVID19 y a la situación de confinamiento decretada tras el estado de alarma.

Desde que se declaró el estado de alarma el pasado 16 de marzo hasta el 8 de abril, el Área Social de la Agencia de Vivienda Social han realizado un total de 3.152 actuaciones asistenciales, teniendo en cuenta que la Comunidad de Madrid cuenta con más de 23.200 viviendas sociales repartidas por la región.

Los técnicos de la Agencia de Vivienda Social han detectado que muchos de los vecinos de mayor edad beneficiarios de estas viviendas se han trasladado a residir -de manera temporal y hasta que se vuelva a la normalidad- con sus familiares, por lo que la atención se está centrando de manera especial en aquellos mayores que se encuentren solos.

Comunidad de Madrid

Gran parte de las familias adjudicatarias de una vivienda de la AVS se
encuentran en grave situación de vulnerabilidad socio-económica y uno de los colectivos con mayores dificultades con el confinamiento es el de los ancianos que residen solos. En estos momentos, la Agencia de Vivienda Social ha contabilizado 153 inquilinos mayores de 65 años en esta situación, distribuidos por toda la Comunidad de Madrid.

De esta manera, desde el Área Social de la AVS se presta un servicio de atención telefónica permanente a este colectivo, centrado en constatar los apoyos y ayudas a los más mayores en el entorno familiar y/o vecinal, además de localizar los recursos que estos requieran, si así fuese necesario. Además, se les facilita apoyo y se mantiene un constante seguimiento de su situación, animándoles a que preserven una actitud positiva durante el confinamiento.

Deja un comentario