Compartir

La Comunidad de Madrid recicló en 2017 un total de 87.777 toneladas de vidrio, cerca de un 8 % más que en el año 2016, una subida que está tres puntos por encima del incremento nacional registrado en 2017, que alcanzó un 4,7 % más de vidrio reciclado.

Así lo ha señalado el consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Pedro Rollán, durante el acto de presentación de resultados llevado a cabo hoy por Ecovidrio en la sede de la Consejería regional.

Rollán ha puesto en valor “los excelentes resultados que ponen de manifiesto la evolución y sobre todo la concienciación adquirida por los ciudadanos, ya no solo en la Comunidad de Madrid, sino a nivel nacional, acerca de la importancia y los beneficios que suponen el reciclaje y el reaprovechamiento de losmateriales para nuestro entorno natural”.

“Los datos confirman que en la Comunidad de Madrid se recicla cada vez más y mejor. Si los extrapolamos a kilogramos por habitante, significa que cada madrileño recicla 51 envases de vidrio o, lo que es lo mismo, 13,5 kilos de vidrio al año”, ha señalado el consejero. Por municipios, las localidades de más de 10.000 habitantes que más han reciclado son Torreledones, Madrid y Tres Cantos.

Ecovidrio incrementó en el último año en un 6,4 % el parque de contenedores, con más de 1.200 nuevos puntos, hasta alcanzar las 20.155 unidades en la región. En la Comunidad de Madrid existe un ratio de un contenedor de reciclaje por cada 323 habitantes, lo que, según el consejero, “sin duda ha contribuido de manera notable a mejorar la recogida selectiva”.

Gracias al reciclaje de estas 87.777 toneladas de vidrio, los madrileños han evitado la emisión a la atmosfera de 589.898 toneladas de CO2, o lo que es lo mismo, una emisión de gases nocivos similar a la producida por 14.400 vehículos.

El reciclaje y posterior reaprovechamiento del vidrio ha permitido prescindir de la extracción de 105.332 toneladas de materias primas, lo que supone 10 veces el
eso de la torre Eiffel, y ha propiciado el ahorro de 195.000 megavatios/hora.

Con estos datos tan positivos, el Gobierno regional ahonda en el objetivo de seguir avanzando hacia la generación cero de residuos y fomentar la economía circular, posibilitando la reintroducción en el sistema productivo de los materiales.

El paradigma de la economía circular se basa en las 7R: rediseñar los objetos para mejorar su vida útil; reducir el consumo directo; reutilizar las cosas para utilizarlas el máximo tiempo posible; renovar el uso de objetos antiguos para que vuelvan a ser usados; reparar objetos en vez de desecharlos directamente cuando dejan de funcionar; reciclar adecuadamente; y recuperar, es decir, recoger materiales usados para volverlos a emplear en la producción de nuevos productos.

NUEVA ESTRATEGIA DE RESIDUOS

La Comunidad de Madrid está incentivando la construcción de nuevas plantas de tratamientos de residuos a través de la nueva Estrategia de Residuos dotada con 366 millones de euros.

Gracias a esta inversión se llevará a cabo la transformación de las instalaciones de las tres mancomunidades más importantes de la región en el sistema de tratamiento y gestión de residuos. La medida forma parte del Programa de Inversiones de la Estrategia de Residuos de la Comunidad de Madrid 2017- 2024.

Se trata de una de las mayores apuestas realizadas en los últimos años por un
Gobierno regional para ayudar a los ayuntamientos, que son los competentes en
la materia, para que gestionen el tratamiento de residuos, y contribuir así a una
mejora de la calidad medioambiental en la Comunidad de Madrid. Las
mancomunidades prestan servicio en la región a 3,2 millones de madrileños.

Deja un comentario