Compartir

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha sido informado esta semana de distintas inversiones realizadas en la sanidad pública madrileña para el tratamiento y la prevención del COVID-19 por un total de 5,8 millones euros.

El Laboratorio Central, ubicado en el Hospital Universitario público Infanta Sofía, ha precisado invertir 2,8 millones euros en el servicio para efectuar de pruebas moleculares de detección del virus Sars-Cov-2 (PCR) y otras serológicas de detección de anticuerpos, en la Gerencia Asistencial de Atención Primaria, para detectar anticuerpos en casos de sospecha de infección activa y en los contactos cercanos del paciente.

Además, la Unidad Central de Radiodiagnóstico ha requerido variado equipamiento de diagnóstico por imagen para atender esas mismas necesidades y ha invertido 1,8 millones euros en la adquisición, entre otros, de equipos portátiles de rayos X y su accesorio (detectores), en un dispositivo móvil de TAC, en una sala de radiología y en cuatro estaciones de trabajo.

Por su parte, el Hospital Universitario público Infanta Sofía ha comunicado varias adquisiciones, cerradas durante estos meses, vinculadas también con la atención a la COVID-19 y que han sumado 1,1 millones euros.

Entre el material que ha incorporado el centro se incluye una torre de endoscopia, el suministro de guantes de nitrilo, instrumentos para la medición de la oxigenación de los pacientes (capnógrafos CO2, que permiten valorar la ventilación de los pacientes y, en algunos casos, su metabolismo) o mascarillas quirúrgicas, batas impermeables y gel hidroalcohólico.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here