Compartir

El Consejo de Administración del Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) ha aprobado la formulación de las cuentas del ejercicio 2016 en las que se refleja que pese a los buenos resultados de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) en relación al resto de operadores de transporte público de la Comunidad, el incremento de la oferta de servicio sigue contenida por el CRTM.

Así, mientras que para Metro, el CRTM ha incrementado un 5,2 por ciento la oferta de servicio para un aumento de demanda del 2,6 por ciento, para EMT el aumento de oferta ha sido de tan sólo un 0,8 por ciento para hacer frente a un incremento de demanda del 6 por ciento, un aumento claramente insuficiente para la subida de viajeros experimentada. Es decir, el incremento de oferta que el CRTM aplica a Metro es 6,5 veces superior al que aplica en EMT aunque la demanda de Metro apenas creció la mitad que la de la empresa municipal.

En el ejercicio 2016, EMT experimentó el mayor aumento absoluto de demanda de viajeros entre todos los operadores de la región y el segundo mayor aumento en términos relativos. Mientras que en 2015, EMT transportó 405,9 millones de viajeros, en 2016 la demanda se elevó hasta los 430,1 millones, es decir, 24,2 millones más (un 6 por ciento).

 

Servicios afectados

La política de recortes aplicada por el CRTM entre 2011 y 2015 en el servicio que presta EMT, coincidiendo con la crisis y la caída de la demanda, no está teniendo la justa contrapartida que sería lógica ahora que la crisis ha remitido y la demanda de viajeros en los autobuses urbanos está recuperando niveles de 2007, mientras que la oferta es la más baja desde 1994.

Entre los servicios que deberían retomarse o recuperar su nivel anterior a la crisis y que el CRTM se niega a aumentar destacan la recuperación del servicio suprimido en domingos y festivos en las líneas 22, 83, 108, 117, 129, 149, 156, 247 y E1 y el incremento de dotación en las líneas 4 y 57.

 

Propuestas municipales para nuevos barrios

En la última Comisión Delegada del CRTM, el Ayuntamiento de Madrid propuso diversas acciones de mejora en la red de EMT para llegar a los nuevos desarrollos urbanos de la ciudad que no fueron aprobadas por el CRTM. Entre las acciones rechazadas, destaca la creación de las líneas 158 (Alsacia-Canillejas) y 159 al barrio de El Cañaveral; o la prolongación de las líneas 82, 118 y 123 a Pitis, Pinar de San José y Butarque, respectivamente. Tampoco se prevé la transformación de la actual línea 247 en la ruta “Legazpi-Aluche”.

Asimismo, se ha retrasado a septiembre la ampliación de las líneas E3 y E4 a los barrios de Valderribas y Valdebernardo, respectivamente.

Deja un comentario