Compartir

La Comunidad de Madrid presenta la nueva campaña solidaria de Metro En línea, con la que, como cada Navidad, el suburbano pretende dar mayor difusión y visibilidad a 12 asociaciones distintas a través de sus distintos canales de comunicación. Para ello, se realizarán diferentes acciones de sensibilización y concienciación con cada una de ellas, hasta el próximo 6 de enero.

Así lo ha destacado esta mañana el consejero de Transporte e Infraestructuras, David Pérez, en la estación de Chamartín, donde ha invitado a los viajeros a estar en línea con diversos colectivos en riesgo de exclusión. Pérez ha recordado que “cada línea de Metro apadrina una causa social diferente con la idea de llegar a mayor número posible de viajeros y poder concienciar sobre diferentes enfermedades o desigualdades y poder dotar de recursos a aquellos que más lo necesitan”.

Entre las causas de esta iniciativa hay diversos temas de calado social como los derechos de las personas con discapacidad, la investigación para luchar contra enfermedades como la ELA, el cáncer y otras enfermedades raras, así como el cuidado de las personas mayores o las personas sin hogar.

De este modo, la línea 1, auspiciada por la Fundación A la Par, se centra en las personas con discapacidad intelectual; la línea 2, a través de Cáritas, advierte sobre la necesidad de ayudar a familias que sufren las consecuencias de la crisis; la línea 3, apadrinada por Grandes Amigos, está destinada a las personas mayores; la línea 4, a través de la Fundación Isabel Gemio, pone el foco en las personas con enfermedades raras; la línea 5, junto a ACCEM, lucha contra la polarización y el odio en las redes sociales; la línea 6, con Hogar Sí, apoya a las personas sin recursos; la línea 7, de la mano de Cris contra el Cáncer, da visibilidad a la investigación contra esta enfermedad; la línea 8, junto a la
Fundación Querer, conciencia sobre los niños con necesidades educativas especiales derivadas de sus enfermedades neurológicas; la línea 9, mediante la ONG Save de Children, ayuda a combatir el hambre de los más pequeños; la línea 10 y Ciudad Joven defienden los derechos de la infancia; la línea 11, junto a la Asociación Española contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA) llama la atención sobre esta enfermedad, y, por último, la línea 12, a través de la asociación Achalay, se dirige a las personas con discapacidad intelectual.

UN METRO PARA TODOS

Metro de Madrid también quiere favorecer la autonomía de las personas con discapacidad a través de la creación de un modelo de transporte más inclusivo. Por ello, una de sus prioridades es facilitar el uso de la red a todos los viajeros, independientemente de sus circunstancias.

Con ese objetivo, además de trabajar en la eliminación de las barreras físicas, el suburbano madrileño realiza un gran esfuerzo para mejorar la accesibilidad cognitiva de la red. Por ello, durante la campaña, se realizarán acciones como la visita a la estación de Paco de Lucía por parte de los alumnos con discapacidad intelectual de la Fundación A la Par para que conozcan de primera mano los principales elementos de la estación y el uso de las instalaciones.

También se ha previsto una yincana por la región, con la asociación Achalay, donde jóvenes con discapacidad intelectual, que son alumnos del Programa Liceo, realizarán pruebas relacionadas con el uso autónomo de la red de Metro junto a voluntarios del suburbano. Además, se llevará a cabo una visita de un grupo de usuarios de la asociación Hogar Sí a la exposición de trenes de la Estación de Chamartín. Asimismo, se realizarán otras acciones divulgativas y de concienciación para dar a conocer su trabajo a favor de colectivos en riesgo de exclusión y en situación de vulnerabilidad.

La Consejería de Transportes e Infraestructuras, a través de Metro de Madrid, quiere seguir sensibilizando a sus viajeros y apoyando diferentes causas que ayuden a todos los madrileños a su plena integración e inclusión en la sociedad, para lo que dispone de instalaciones y canales de comunicación propicios para hacer llegar este mensaje a millones de personas.

Esta iniciativa forma parte de la Línea social de Metro, el programa con el que la compañía pone a disposición de las entidades sociales sus recursos y su gran potencial como canal de comunicación. Durante el último año, se han realizado 47 acciones, de las cuales 16 han contado con la colaboración de los propios empleados, a través del programa de voluntariado corporativo Juntos Sumamos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here