Compartir

El 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tienen lugar en el momento de subir o bajar del vehículo.

La Policía Local de Algete ha informado sobre la colaboración con la Dirección General de Tráfico en la campaña de vigilancia y control del transporte escolar esta semana. La Dirección General de Tráfico (DGT) ha iniciado este lunes 17 de enero, la campaña que se extenderá hasta el viernes 21. Esta permitirá detectar cualquier irregularidad, tanto de las condiciones del vehículo, como de los conductores y de la documentación en los autobuses escolares.

Los agentes de la Guardia Civil de Tráfico y la Policía Local de Algete comprobarán que tanto los autobuses como los conductores cumplen con la normativa establecida, como por ejemplo que los menores vayan acompañados por una persona debidamente cualificada en los desplazamientos. Con esta campaña, la DGT inicia el calendario de vigilancias especiales de este año.

De acuerdo con las estadísticas, el 90% de los accidentes que se producen durante el transporte escolar tiene lugar en el momento de subir o bajar del vehículo. En muchos casos se trata de atropellos causados por una distracción del menor, del conductor o de los acompañantes.

De la misma manera, la obligatoriedad de los sistemas de retención a los pasajeros del transporte escolar es una de las claves de esta campaña de prevención. Dado que un menor, sin ningún tipo de retención, multiplica por cinco las posibilidades de sufrir lesiones mortales. Nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales, podrían haberse evitado si se hubiera utilizado este tipo de dispositivo.

El transporte escolar está sometido a una serie de normas de cuyo cumplimiento depende en muchos casos la seguridad de sus hijos. Exigirlas, a través de los centros educativos o las asociaciones de padres que se encargan de contratar las rutas, es su derecho.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here